Argentina

publicidad
08 de agosto de 2012 • 05:35 PM

Argentina: policía deja hijos con niñera y sale a robar

El insólito hecho ocurrió en San Rafael, Mendoza. La mujer está siendo buscada por la policía, junto con su cómplice.
Foto: Getty Images

Una mujer policía dejó a sus tres hijos con una niñera y salió a robar. El insólito hecho -captado por cámaras- ocurrió en la ciudad de San Rafael, provincia de Mendoza, en Argentina, según informó en su edición we el diario Clarín.

La Justicia Penal de Mendoza lanzó un alerta por la búsqueda de la mujer policía que anoche participó de un robo a una casa de cambio en la ciudad de San Rafael. La cámara de seguridad del edificio donde comenzó el asalto registró el rostro de la agente y un cómplice, quienes más tarde lograron llevarse más de 230 mil pesos argentinos en distintas divisas, informó el diario

El robo ocurrió pasadas las ocho de la noche de ayer, cuando los asaltantes sorprendieron al gerente de la sucursal de la agencia de cambio Casa Santiago en la ciudad de San Rafael, a 240 kilómetros al sur de la capital mendocina.

La policía implicada tiene 34 años, está separada y tiene tres hijos. Trabaja en el puesto de auxiliar en el Centro Estratégico de Operaciones (CEO) en la zona Sur. Fue tomada por las cámaras del edificio donde vive Luis Bonfanti (46), el gerente de la agencia de cambio.

El hombre fue amenazado con un arma por la pareja de asaltantes cuando llegó a su departamento en el centro. La policía (que no llevaba uniforme) y su cómplice, un taxista, lo obligaron a subir al taxi y lo llevaron hasta la casa de cambio de calle Libertador y Barcala. Allí le exigieron que abriera la caja de seguridad y se llevaron 200 mil pesos argentinos, 6 mil dólares, 850 mil pesos chilenos y 110 mil reales.

Como si nada hubiera ocurrido, obligaron al gerente a cerrar el local con llave y volver hasta su departamento. Querían más dinero, seguían amenazándolo y el ejecutivo les dio otros 50 mil pesos argentinos que tenía en su casa. El gerente fue maniatado y los ladrones huyeron. Unas horas después, pudo desatarse y avisar al 911.

La policía allanó la casa de la mujer y sólo encontraron a los tres hijos de 4, 11 y 14 años de la policía, al cuidado de una niñera. El taxista, de 27 años, también fue identificado. Tampoco estaba en su domicilio legal. No tenía antecedentes penales.

Con las imágenes de los delincuentes, el juez Pablo Peñasco, del Segundo Juzgado de Instrucción, pidió la detención de los dos asaltantes. Ambos continúan prófugos.

 

Terra