publicidad
23 de mayo de 2012 • 07:07 PM

Argentina: Sube cotización del dólar en mercado negro

 

El dólar en el mercado negro cotizó el miércoles por encima de los seis pesos argentinos por unidad al mantenerse los estrictos controles fijados por el gobierno hace dos semanas para la comercialización de la divisa estadounidense en bancos y casas de cambio oficiales.

"En estos días (el dólar) se disparó y el panorama es muy incierto, para que tengas una idea está 6,10 pesos", dijo a AP un operador cambiario que comercializa dólares en una agencia de turismo no habilitada para ese fin y pidió reserva de identidad por temor a represalias.

En el mercado oficial el dólar cotizó a 4,48 pesos, aproximadamente un 37% más barato que en las llamadas "cuevas" o casas de cambio ilegales que suelen funcionar con otra fachada y que por estos días son el objetivo de operativos encubiertos de agentes del fisco y la policía.

La divisa que se comercializa en el mercado negro viene aumentando su contización día a día desde hace dos semanas. En la víspera se cotizó a 5,94 pesos por unidad.

La diferencia en el precio obedece a que la mayoría de los ahorristas está imposibilitado para comprar dólares en el sistema bancario desde hace dos semanas cuando el gobierno de Cristina Fernández endureció los controles cambiarios impuestos desde octubre para frenar una fuga de capitales y la demanda masivamente se volcó hacia el mercado negro.

En tanto que un vendedor callejero de dólares, apodado "arbolito", que suele operar en una peatonal del centro financiero de la ciudad, dijo a AP, también bajo condición de anonimato pues su actividad es ilegal, que este miércoles pedía 6,20 pesos por cada dólar y comentó que el valor se había disparado en coincidencia con varios operativos realizados por la Agencia Federal de Ingresos Públicos contra casas de cambio ilegales.

La Agencia Federal de Ingresos Públicos, que desde octubre tiene bajo su control todas las operaciones cambiarias, informó el miércoles que clausuró dos casas de cambio ilegales ubicadas en distintos puntos de la ciudad.

Durante el procedimiento encubierto, los inspectores constataron que "ambas 'cuevas' realizaban venta de dólares sin la documentación correspondiente y sin la autorización del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para operar como casa de cambio".

Los agentes encubiertos comprobaron la comercialización de las divisas "sin la entrega de comprobante alguno. Es decir, absolutamente fuera del circuito legal", indicó la Agencia Federal de Ingresos Públicos en un comunicado.

El fisco informa casi a diario de procedimientos similares o del decomiso de dólares en las fronteras a ciudadanos argentinos que pretenden ingresar o sacar del país montos superiores a los 10.000 dólares autorizados.

Con una larga experiencia en crisis y devaluaciones, el dólar es el refugio favorito de los argentinos al momento de ahorrar. La desconfianza en los bancos tras la debacle financiera que sufrió el país en 2001 hace que los ahorradores prefieran guardar las divisas en la casa o girarlas al exterior.

Una fuga de capitales de 23.000 millones de dólares en 2011, según el propio Banco Central de Argentina, llevó al gobierno a imponer límites a la compra de la divisa estadounidense.

"La vuelta del dólar paralelo (referido al que se comercializa en el mercado negro) a la economía argentina da cuenta que el deterioro macroeconómico se profundiza y empieza a colarse también en el mercado cambiario, donde el gobierno pierde el control que supo tener en una variable clave como es el tipo de cambio", indicó un informe semanal del economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica.

Castiñeira agregó que en la mayor demanda de dólares también influye la crisis de Europa.

"Nadie puede asegurar si el euro continúa o no, pero si sabemos quien será el ganador: el dólar. En este contexto, el sector privado se dolariza y en el plano local también opera la regla", sostuvo.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.