Argentina

publicidad
20 de febrero de 2014 • 12:27 PM

Gobierno argentino fijará salario de docentes por decreto si no hay acuerdo

El Gobierno argentino y los sindicatos de docentes se reunirán mañana para llevar a cabo la primera de las negociaciones salariales colectivas de 2014, una de las más conflictivas y que se cerrará con una decisión unilateral del Ejecutivo si no hay un acuerdo.

Así lo advirtió hoy en rueda de prensa el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien subrayó también la "vocación de diálogo" del Gobierno para que "el proceso de las negociaciones sea positivo".

"Nuestras expectativas siempre tienen que ver con la vocación de diálogo. Por supuesto el propósito es establecer posibles o potenciales acuerdos, pero existen obviamente diferentes cursos de acción", indicó Capitanich.

El Ejecutivo de Cristina Fernández ha mantenido contactos previos de carácter informal con los gremios docentes, que reclaman un sueldo mínimo de 5.500 pesos (704 dólares), lo que significaría un aumento del 61 % para este año, una cifra muy superior al 25 % que el ministerio de Economía ha fijado como límite.

Los sindicatos piden también que el acuerdo salarial sea por seis meses, en vez de anual, como está establecido hasta ahora.

Ante las presiones de los gremios, Capitanich insistió hoy en que "el Estado Nacional no es empleador", sino que "cada uno de los gobernadores de las provincias argentinas tiene la potestad de establecer las negociaciones en virtud de la proyección de sus recursos fiscales".

En las últimas horas, varias provincias argentinas han cerrado ya alzas salariales que superan el tope del 25 % pactado la semana pasada entre el Ministerio de Economía y los titulares de las carteras de Educación de quince distritos.

Los gremios docentes de San Luis (oeste), Córdoba (centro), Catamarca (noroeste) y Tierra del Fuego (sur) han obtenido subidas salariales de entre el 27 % y el 33%.

Los profesores de las restantes provincias amenazan con ir a la huelga si el Gobierno no atiende a sus reivindicaciones, lo que retrasaría el inicio de las clases, que deberían comenzar entre el próximo 26 de febrero y el 5 de marzo, según la región.

De momento, la única provincia que se ha ajustado al 25 % fijado por el Ejecutivo argentino es Santiago del Estero (norte) donde se ha establecido esa cifra para todos los funcionarios públicos, incluidos policías y docentes.

La reunión entre el Gobierno y los sindicatos fue convocada horas después del encuentro que mantuvo el líder de la facción oficialista de la Confederación General del Trabajo (CGT), Antonio Caló, con los titulares de los cuatro gremios docentes a nivel nacional.

El resultado de las negociaciones servirá como referencia para que cada provincia fije el sueldo que recibirán los profesores que comienzan a ejercer en 2014 y de base para las siguientes negociaciones salariales sectoriales colectivas que se realizarán en Argentina a partir de marzo.

En 2013, la falta de acuerdo entre maestros y administraciones públicas obligó a posponer el inicio del curso escolar, ya que los docentes se declararon en huelga el primer día de clases después de que el Gobierno fijara un alza salarial del 22 %, ocho puntos menos de lo que reclamaban los gremios.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.