publicidad
21 de junio de 2012 • 05:07 PM • actualizado el 23 de junio de 2012 a las 11:18 AM

Renunció el 'Padre Alberto' argentino hallado con una mujer

En la imagen se ve al ex obispo disfrudo junto a una mujer. Por el hecho debió renunciar. Foto: Captura YouTube
En la imagen se ve al ex obispo disfrudo junto a una mujer. Por el hecho debió renunciar.
Foto: Captura YouTube
 

Fotografías del obispo argentino y presidente de la Pastoral Social Cáritas para América Latina, monseñor Fernando Bargalló, junto con una mujer en una playa de México, desataron un escándalo. Debido a la contundencia de las pruebas, el obispo no pudo más que admitir su relación sentimental y renunciar.

Las fotografías fueron difundidas por el canal de noticias América 24 de Buenos Aires sin que haya formulado comentarios ninguna fuente eclesiástica oficial de la mayoritaria Iglesia Católica.

El dignatario, de 57 años, preside desde 2010 la entidad solidaria católica Cáritas para América Latina y estaba al frente de la populosa diócesis Merlo-Moreno (periferia oeste de Buenos Aires) desde mayo de 1997, con una labor que se ganó el reconocimiento del Episcopado por su compromiso social.

"Las fotos presentadas responden a un encuentro en México, en donde coincidimos por distintos motivos, hace dos años, con una amiga de la infancia --prácticamente desde que tengo uso de razón-- y otras personas que no aparecen y con cuya familia tengo fuertes vínculos de toda la vida", admitió el obispo en un comunicado citado por los medios.

Las fotos muestran al obispo en el mar abrazado con una mujer a quien él no identificó pero que se trataría de la empresaria conocida como Mariví Martínez Bo, de 56 años, una de las fundadoras de un restaurante en el barrio porteño de Belgrano.

Bargalló y su compañera de viaje estuvieron en una villa balnearia, que el diario La Nación ubica en Puerto Vallarta, alojados en un hotel exclusivo de cinco estrellas, en enero de 2011.

En el comunicado, Bargalló atribuyó las imágenes comprometedoras a su "imprudencia" y pidió "de corazón perdón si ese hecho ha provocado o pudiera provocar algún tipo de daño".

"Lamento que aquella situación, no exenta de imprudencia de mi parte, pueda dar lugar a malas interpretaciones", insistió.

Bargalló primer renunció ante la diócesis a la que pertenecía, y luego se presentó ante Nunciatura Apostólica, la sede del Vaticano en Buenos Aires, donde informó de su decisión.

AFP Terra