publicidad
15 de junio de 2012 • 04:18 PM

Chile espera explicaciones de Bolivia tras declaraciones de Morales

 

El Gobierno chileno espera explicaciones de Bolivia tras la nota de protesta enviada a ese país por las declaraciones del presidente Evo Morales, que consideró que el tratado bilateral de 1904, que certificó las fronteras entre ambos países, "está muerto".

En declaraciones a los periodistas, el canciller Alfredo Moreno estimó hoy que las declaraciones de Evo Morales "no corresponden". "Esto es lo que hemos representado al Gobierno boliviano y esperamos sus explicaciones", añadió.

Morales sostuvo el pasado miércoles, en el presidencial Palacio Quemado: "Yo no soy jurista, no conozco derechos internacionales, pero puedo entender que este tratado ya está muerto, ese tratado no está vigente para mí, porque Chile ha incumplido el tratado".

El Tratado de Paz y Amistad de 1904 fijó la soberanía chilena sobre territorios que Bolivia perdió durante la Guerra del Pacífico, entre 1879 y 1884.

Esto supuso también su pérdida de acceso al mar, un asunto que ha dificultado desde entonces los vínculos entre ambos países, que no tienen relaciones bilaterales a nivel de embajadores desde 1978.

En la última Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), celebrada en la ciudad boliviana de Cochabamba, Bolivia pidió a Chile "renegociar" dicho tratado y reiteró su intención de demandar a Chile ante el tribunal de La Haya, cuya sede visitó Morales en su reciente estadía en Europa.

La Cancillería chilena emitió ayer un comunicado en el que expresó su "malestar" por las últimas declaraciones de Morales e hizo llegar a las autoridades bolivianas una nota de protesta.

Moreno recalcó hoy que éste "es un tema serio", que el cumplimiento de las normas básicas del derecho internacional incluye el respeto de los tratados y que un país no puede decidir unilateralmente modificar un documento de ese tipo.

"Para poder cambiarlo tienen que estar de acuerdo ambos y en este caso Chile no está dispuesto a modificar sus límites", recalcó.

Según Moreno, al Gobierno chileno le preocupa que la Constitución boliviana establezca el "derecho irrenunciable" a tener un acceso soberano al Océano Pacífico.

Además, esa Carta Magna incorpora también "un artículo transitorio que señala que los tratados que sean inconsistentes con eso podrían ser renegociados o bien denunciados", añadió el canciller.

"Esto atenta directamente contra el derecho internacional si se refiere a los tratados de límites, porque los tratados de límites son entre dos países y no pueden ser desahuciados por uno solo", recalcó.

Moreno recordó también que hasta el 23 de marzo de 2011, día en que Morales anunció por primera vez su intención de demandar a Chile en tribunales internacionales, los dos países habían avanzado en el diálogo bilateral.

"Estábamos avanzando muy bien. Las razones de por qué él decidió tomar otro camino corresponden a Bolivia. Ahora, según he escuchado, tienen más dificultades en el tema de hacer una demanda", apuntó, sin dar más detalles.

En este sentido, el ministro insistió en que el diálogo es el mejor camino para avanzar, "el único que es realmente fecundo, positivo", pero, según dijo, es Bolivia quien tiene que decidir si toma o no esa opción.

Moreno hizo estas declaraciones al término de una reunión con cuatro excancilleres y los dos coagentes chilenos ante La Haya, Alberto Van Klaveren y María Teresa Infante, para analizar el desarrollo del litigio abierto en La Haya a raíz de la demanda peruana para modificar a su favor el límite marítimo con Chile.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.