Colombia

publicidad
08 de julio de 2012 • 10:59 AM • actualizado a las 11:00 AM

Doctor que da por muerto a 'Fritanga' sabe que está en lío

Fotografía cedida por la Policía Nacional del pasado de 3 de julio de 2012 que muestra el momento en que las autoridades presentan a Camilo Torres Martínez, alias "Fritanga" o "Mentira", integrante de la banda narcotraficante Los Urabeños.
Foto: EFE
 

El médico que firmó en 2010 el certificado de defunción de un narcotraficante capturado esta semana en una isla del Caribe de Colombia durante la fiesta de su matrimonio reconoció hoy el problema en el que se encuentra y dijo que la Fiscalía aún no lo ha llamado para entregar su versión.

"Yo me doy cuenta en el problema en el que estoy y sí yo soy consciente. A mí no me ha llamado la Fiscalía, no me ha llamado nadie", señaló el médico Agusto Gallego al telenoticiero Caracol Noticias.

El galeno, que atiende una droguería en Mesitas del Colegio, población cercana a Bogotá, firmó el acta de defunción de Camilo Torres Martínez, alias "Fritanga", un narcotraficante arrestado el martes pasado por las autoridades colombianas en la isla Múcura.

"Fritanga", integrante de la banda narcotraficante Los Urabeños, saltó a los medios de comunicación al ser detenido cuando junto a unos 150 invitados celebraba su boda en la mencionada isla, evento por el que pagó más de un millón de dólares.

En este exclusivo lugar, "Fritanga", que figura en la llamada "lista Clinton", que señala a personas y empresas designadas por asuntos de narcotráfico y prohíbe transacciones con EE.UU., hospedó a los invitados, que tenían a su disposición once grupos musicales contratados para amenizar los siete días de fiesta.

Entre los intérpretes figuraron reguetoneros internacionales y los cantantes de música vallenata Jean Carlos Centeno y Silvestre Dangond, quienes aseguran que fueron contratados por terceros para participar en la celebración.

Al respecto, el abogado de Dangond, Abelardo de la Espriella, dijo a Efe que su cliente no tiene por qué saber el pasado judicial de las personas que lo contratan ya que, considera, ese aspecto es función del Estado.

La isla Múcura, de 23 hectáreas, pertenece al archipiélago de San Bernardo, a dos horas en lancha de Cartagena de Indias y es un lugar que aparte de sus paisajes de aguas cristalinas, playas blancas y palmeras cuenta con el hotel Punta Faro, en el que la noche cuesta hasta 1.000 dólares.

Según el periódico El Espectador, entre 2000 y 2003 el narcotraficante José Israel Guzmán ocupó una parte de la isla adueñándose de los predios y luego pagó con ella una deuda de cinco millones de dólares por un cargamento de cocaína.

Fue así como una mansión de la isla y otros terrenos fueron a parar a manos del extraditado jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia Salvatore Mancuso, quien la utilizó como puerto de salida de embarques de cocaína.

Mancuso entregó al Gobierno colombiano ese predio en 2007 para la reparación a las víctimas del conflicto.

EFE Terra Terra