Colombia

publicidad
09 de febrero de 2012 • 01:08 PM • actualizado a las 02:25 PM

Jóvenes colombianos protestan desnudos contra corridas de toros

Jóvenes activistas yacen en el suelo con los cuerpos pintados de rojo simulando sangre en una protesta contra las corridas de toros en Bogotá, Colombia, el jueves 9 de febrero de 2012.
Foto: Fernando Vergara / AP

Al menos 80 muchachas y muchachos pintados de negro y manchas rojas --imitando sangre-- protestaron el jueves de forma pacífica en contra de las corridas de toros para presionar por la realización de una consulta popular que prohíba esa práctica en esta nación andina.

Tendidos sobre la céntrica Plaza de Bolívar, los jóvenes realizaron su protesta llamada "Ponte en la Piel del Toro", para escenificar la muerte del animal, comenzando desde los compases de una música pasodoble que luego se convirtió en una marcha fúnebre.

La protesta fue convocada y organizada por el concejal Roberto Sáenz que integra el grupo Progresistas, del alcalde capitalino Gustavo Petro, y la acción contó con el apoyo de la organización AnimaNaturalis, defensora de todos los animales.

Poco después de asumir el cargo, el 1 de enero pasado, Petro anunció que se ausentaría de las tradicionales corridas de comienzos de año en Bogotá, cuya plaza de toros pertenece al distrito, porque dijo que su gobierno no apoyaba actos que "hacen de las corridas de toro un espectáculo alrededor de la muerte".

También dijo que buscaría renegociar el contrato con la Corporación Taurina de Bogotá, una sociedad sin fines de lucro que regenta la plaza La Santamaría, con capacidad para 13.900 personas, pero no ha dado detalles del tipo de renegociación o si promovería la prohibición total de las corridas.

Como las corridas son consideradas por algunas leyes locales como una práctica cultural, sólo con otra ley podrían prohibirse. De allí que los partidarios de abolir las corridas busquen que se realice una consulta popular en que la población de Bogotá, de unos ocho millones de habitantes, se pronuncie si desea mantener las corridas o no.

El secretario general de la Alcaldía, Eduardo Noriega, ha dicho que el gobierno distrital analizará la realización de esa consulta.

"Con esta protesta simbólica estamos buscando la abolición completa de las corridas de toros en Colombia...Hicimos este acto hoy en Bogotá por ser la capital del país. Además nosotros pedimos también que se prohíban las corralejas, peleas de perros, o sea los espectáculos que utilicen animales, porque todo esto es cruel, bárbaro y es innecesario", dijo a reporteros en la Plaza de Bolívar Andrea Padilla, de AnimaNaturalis.

Sin embargo, hay sectores partidarios de las corridas de toros, aunque no siempre en declaraciones públicas, entre los que se encuentran reconocidos taurinos y ganaderos, hasta empresarios, periodistas y algunos ministros de gobierno, que se ven en los principales palcos de las plazas de corridas del país.

En Colombia las corridas de toros comenzaron aproximadamente en 1810, pero fue sólo hasta 1890 que llegaron a Bogotá los primeros toreros profesionales con trajes de luces, de acuerdo con historiadores y taurinos consultados telefónicamente.

Actualmente existen más de 300 plazas en todo el territorio nacional y se calcula que anualmente se realizan unas 100 corridas.

La temporada taurina en Bogotá, entre enero y febrero de cada año con seis corridas, mueve más de 7.000 millones de pesos (unos 3,8 millones de dólares), según ha dicho Harold Ronderos, secretario técnico de la Corporación Taurina de Bogotá.

En la región también hay corridas de toros en países como México y Venezuela. En Ecuador, en septiembre del 2011, el municipio de Quito aprobó una ordenanza que prohíbe la muerte del toro en las corridas. La disposición municipal no las impide, sino que prohíbe que el torero concluya la faena dando muerte al animal.

En julio de 2010, la legislatura de Cataluña, España, prohibió las corridas de toros a partir de 2012.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.