Cuba

publicidad
08 de octubre de 2012 • 05:39 PM

Cuba respira aliviada por triunfo de Chávez

Simpatizantes del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se felicitan después del cierre de las urnas y antes de que se conociese la reelección del mandatario, el domingo 7 de octubre de 2012, en Caracas.
Foto: Rodrigo Abd / AP
 

La reelección del presidente venezolano Hugo Chávez causó alivio en las calles y en los pasillos del poder en Cuba, que depende del país sudamericano para sostener una gran parte de su economía a través del comercio y los envíos de petróleo a precios preferenciales.

Chávez cuenta con el ex presidente cubano Fidel Castro como un amigo y mentor, y su contrincante, Henrique Capriles, se había comprometido a cambiar una relación que describió como financiar el modelo político cubano.

"Estoy seguro de que hay un gran suspiro de alivio (en el gobierno cubano), porque lo que habrían enfrentado bajo Capriles era una segura renegociación, como mínimo, del acuerdo petrolero", dijo Philip Peters, un veterano observador de Cuba en el Instituto Lexington, con sede en Virginia. "Hubiera sido un duro golpe".

Cuba se vio fuertemente afectada por el colapso de la Unión Soviética en los albores de la década de 1990 y la consiguiente pérdida de miles de millones de dólares en ayuda, y la elección de Chávez en 1998 dio lugar a un bienvenido amigo ideológico y comercial.

Dado que las encuestas mostraban que Chávez enfrentaba al rival electoral más serio en todos sus años en el poder, la campaña venezolana fue un tema constante en los medios estatales cubanos durante el último mes y medio. Las noticias de campaña abrían los programas de televisión, encabezaban la primera página de los periódicos y se analizaban sin cesar en los programas de mesas redondas.

La televisión cubana dedicó horas a los resultados de las elecciones el domingo. Cubrió el anuncio nocturno de la victoria por 10 puntos porcentuales de Chávez y poco después leyó una nota de felicitación del presidente cubano Raúl Castro.

"Tu decisiva victoria asegura la continuidad de la lucha por la genuina integración de Nuestra América", dijo Castro.

No hubo comentarios inmediatos de Fidel Castro, quien dejó el cargo de forma permanente en 2008, y rara vez se ve en público en la actualidad.

Los cubanos de a pie también recibieron con beneplácito la noticia, muy conscientes de la especial relación del país con un hombre que hacía frecuentes visitas, incluso antes de comenzar a recibir un tratamiento contra el cáncer por parte de médicos cubanos.

"Para nosotros es alegría", dijo Rosa Hernández, un ama de casa de La Habana de 45 años de edad.

"Para los cubanos en el orden material significa la continuidad de una relación que podría haberse interrumpido", manifestó Leonardo Juan, un trabajador de una empresa estatal. "Significa el fortalecimiento de unos nexos muy estrechos".

Según las estadísticas oficiales, Cuba y Venezuela tuvieron unos 6.000 millones de dólares en intercambios comerciales el año pasado, o alrededor del 40% de todo el comercio cubano de bienes comerciales. La mayor parte corresponde a las importaciones cubanas de petróleo y derivados.

La cifra no incluye a las legiones de médicos cubanos y otros profesionales que prestan servicios en Venezuela, pero aun así supera al segundo socio comercial de la isla, China, que representó unos 1.900 millones de dólares en comercio en 2011.

Cuba y Venezuela también han unido sus fuerzas para reparar el puerto cubano de Cienfuegos, donde operan juntos una refinería.

Seis años más de Chávez también significan que La Habana puede seguir contando con el apoyo de Venezuela en la política internacional, un amigo de confianza para poner de relieve los intereses de Cuba en la región y sus disputas con Washington.

"Cuba y Venezuela tienen su alianza y su visión, que están tratando de promover en las Américas", dijo Peters.

La Habana no es la única capital que recibe la ayuda.

Casi 20 naciones caribeñas y latinoamericanas, incluidas economías minúsculas y con problemas como Haití, se benefician del programa Petrocaribe bajo el cual Venezuela ofrece petróleo y gas natural a precios preferenciales.

"En la República Dominicana estaban encantados... La economía dominicana probablemente se habría derrumbado sin las generosas condiciones de Petrocaribe", dijo Eduardo Gamarra, un profesor de estudios latinoamericanos en la Universidad Internacional de Florida.

"En el Caribe, (Chávez) tiene toda esta colección de pequeños países que no son importantes en términos económicos ... sobreviven debido a estos subsidios de Chávez", dijo Gamarra. "Pero adivinen lo que también hacen: votar... Votarán con mucha disciplina al lado de Chávez cuando se trate de una importante votación de la ONU, de la OEA, y Chávez lo sabe".

___

Peter Orsi está en Twitter como www.twitter.com/Peter_Orsi

___

Los periodistas de The Associated Press Andrea Rodríguez en La Habana y Ian James en Caracas contribuyeron para este despacho.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.