Latinoamérica

publicidad
12 de febrero de 2013 • 11:36 AM • actualizado a las 11:43 AM

El drama de miles de turistas varados en crucero y sin baños

El Triumph flota a la deriva a unos 240 kilómetros (150 millas) de la Península de Yucatán en el oriente de México debido a un incendio averió su sistema de propulsión.
Foto: AP
 

Las 4,200 personas a bordo del crucero "Carnival Triumph" que quedó a la deriva en las aguas del Golfo de México tras registrarse un incendio, viven todo un drama mientras las autoridades trabajan para ser rescatados. Los 3,143 pasajeros y los 1,086 miembros de la tripulación carecen de luz y agua, por lo que se les complica el uso de sanitarios.

De acuerdo al USA Today, uno de los viajeros envió un mensaje telefónico a un familiar en el que dice: "No tenemos electricidad ni agua, lo que significa que no podemos usar los baños, lavarnos las manos o tomar una ducha", publicó ansalatina.com. Sin embargo, luego se informó que los pasajeros del buque nunca quedaron sin suministro eléctrico gracias a los generadores de emergencia.

El barco que quedó a la deriva a unos 250 kilómetros de la costa de la península de Yucatán, en México, después de que uno de los motores fallara y se produjera un incendio es remolcado hasta la costa mexicana.

Carnival, la mayor operadora de cruceros del mundo, detalló que la enorme embarcación podría llegar este miércoles al puerto de Progreso, México, el más cercano, y confirmó que durante el incendio no se registró ningún herido.

En tanto las autoridades mexicanas se preparan para recibir a los viajeros y tripulantess del crucero "Carnival Triumph", informaron fuentes oficiales. Se informó que el Gobierno del estado de Yucatán y de la capitanía del puerto explicaron que se formó un grupo de trabajo con diversas corporaciones para preparar la logística con el fin de ayudar a los turistas a volver a sus lugares de origen.

Fuentes de Protección Civil dijeron que aunque no hay reportes de personas lesionadas en el crucero, se están preparando para garantizar la integridad física de los pasajeros y la tripulación, así como de establecer un mecanismo para ayudarlos a regresar a su país.

A bordo del crucero "Triumph", que había partido el pasado jueves de Galveston, Texas, y debía estar de regreso este lunes en esa misma ciudad, viajaban 3.143 pasajeros y 1.086 miembros de la tripulación.

A los pasajeros afectados se les devolverá el dinero pagado, se les entregará un bono para realizar un crucero similar y se les pagarán todos los gastos realizados en la embarcación (excepto en las tiendas de regalos y en el casino), así como los gastos de transporte que se puedan derivar de este incidente.

Igualmente, se les enviará en avión de vuelta a Estados Unidos, según detalló la compañía con sede en Miami, que ha habilitado números de atención telefónica para los familiares y allegados que estén preocupados por la situación de los viajeros.

En enero de 2012, otro barco del grupo, el "Costa Concordia", sufrió un naufragio frente a la isla de Giglio, en el Mediterráneo, en el que murieron una treintena de personas.

Terra/Agencias Terra