América Latina

publicidad
14 de noviembre de 2012 • 04:53 PM • actualizado el 15 de noviembre de 2012 a las 08:00 AM

El reto de ser una pareja gay en México

Bibiano Arias (lado derecho en la foto) se casó legalmente en la Ciudad de México luego de 9 años de noviazgo con su pareja.
Foto: Bibiano Arias
  • México
 

La sociedad mexicana está cambiando, de a poco, aunque aún predomina el machismo. Las mujeres siguen relegadas en muchas áreas mientras los hombres gozan aún del mayor poder en casi todos los ámbitos. La violencia doméstica castiga con dureza a las familias, de la mano de los hombres que imponen su voluntad, e inseguridad, a la fuerza.

En este marco, quienes han sufrido el azote de la discriminación y los ataques han sido las personas homosexuales. Y aquí, las cosas están cambiando, pero ¿cuánto?

Aquella comunidad gay de hace años que era castigada por el resto de la población, en la actualidad se ha ganado un poco más el respeto y el lugar que merece como cualquier ser humano. Y qué decir de las uniones civiles entre ellos, que luego de aprobarse legalmente en la Ciudad de México en 2009, muchas parejas ya han optado por casarse.

Como lo hizo Bibiano Arias, un profesional de la publicidad, que luego de nueve años de noviazgo se casó con su pareja hace un año en el  Distrito Federal. Si bien reconoce que se vive bajo un ambiente machista en México, para él todo fluye de manera normal.

“Aunque es bien sabido que es un país machista, no puedo decir que esté sobreviviendo, pues vivo una vida muy normal y plena, no niego haber tenido uno que otro insulto o incomodidad pero eso es aquí como en cualquier otro país, depende también creo del círculo en donde te muevas”, contó Arias a Terra.com.

Luego de la apertura a los casamientos entre personas del mismo sexo en México, se podría hablar de un cambio en nuestros días hacia esa minoría sexual, un avance y crecimiento como sociedad.

“Lo  que sí es muy notable es la apertura que se ha dado éstos últimos años… No puedo decir que estemos en la madurez pero sí en una adolescencia sobre el tema que es un gran paso para la comunidad y que promete una gran apertura poco a poco y que a todos nos ha costado poner nuestro granito de arena”, dijo el entrevistado.

Una ciudad más abierta a las uniones homosexuales, pero sobretodo el buen trato de la gente, es lo que observa Arias en los lugares en donde se desenvuelve.

“Por mi parte puedo contar que es sorprenderte la atención en lugares y la sorpresa a uno mismo de la naturalidad con que ven ahora el hecho que una pareja de hombres compre o contrate un servicio, hay una "moda" en la gran esfera de la sociedad en contar con integrantes gays en su círculo”.

Para Bibiano, de 37 años de edad, no existen los prejuicios, ni las incomodidades de formar parte de una pareja homosexual. Él disfruta de la vida, de su trabajo y, lo más importante, de la compañía sentimental que tiene a su lado desde hace ya 10 años.

Bajo este panorama, nos cuenta cómo es un día normal en su vida cotidiana. Gusta de hacer ejercicio, atender sus labores profesionales, convivir en pareja o amigos.

Para él no hay diferencias en relación a otras parejas: “Despertar temprano, asistir al gym, alistarse para la oficina, al final del día alguna cena o ida al cine en pareja o con amigos. Fin de semana quehaceres de la casa, asistir a una fiesta o reunión, al igual que cualquier pareja con responsabilidades compartidas con acuerdos y desacuerdos, pero al final de todo compartir tu vida con quien te hace sentir importante”, relató en la entrevista.

¿Adopción?

El 21 de diciembre del 2009, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, en  la Ciudad de México, hizo historia tanto en el país como en América Latina, al aprobar las alianzas entre personas del mismo sexo, incluyendo el derecho de la adopción.

Este tema de la adopción ha sido todo un debate entre la sociedad mexicana, inclusive hasta se realizó una película en el 2011 que abordó la temática.

Algunas parejas gays han hecho uso de ese derecho legal en la Ciudad de México, como el actor Felipe Nájera y su esposo, quienes adoptaron una niña a principios de este año luego de una serie de estudios y procesos.

Pero ¿qué piensa Bibiano? ¿Esta opción se encuentra entre sus planes?

“Wow, es un tema muy delicado pues no se trata de adoptar o comprar la mascota que siempre quisiste, pues hay etapas en la que es uno o el otro el que tiene la inquietud de tener un bebé, afortunadamente estamos rodeados de hijos de amigos y de sobrinos que por el momento cubren esa necesidad, pero sí, si ha pasado por la mente de los dos, pero coincidimos que no es el momento”, explicó.

Bodas gay en cifras

De acuerdo a las autoridades capitalinas, desde el 2010 hasta mediados de este 2012 en el Distrito Federal se han realizado 3 mil seis bodas gay. De esa cifra, el 55.4 % fueron bodas entre hombres y 44.6 % entre mujeres. Además, según reportes de las mismas autoridades indican que el 93.4 % de todos esos enlaces fueron entre mexicanos y el 6.6 % entre extranjeros.

Estas cifras podrían crecer en un futuro y a nivel nacional, ya que algunas facciones políticas ya estudian seguir el ejemplo de la Ciudad de México en ciudades como Monterrey, Nuevo León, Guadalajara, Jalisco y Veracruz.

Terra