México

publicidad
02 de octubre de 2012 • 11:30 PM

Arrestan a presunto jefe de Los Zetas en Nuevo León

El 29 de marzo, un grupo de por lo menos 40 sicarios salió al paso de la camioneta del alcalde Jaime Rodríguez Calderón, desatando una balacera en las inmediaciones de la avenida Linconl, que dejó como saldo un escolta del edil muerto y otros cuatro heridos.
Foto: EFE
 

La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), dio a conocer la detención de nueve integrantes de una célula perteneciente a la organización criminal de Los Zetas, entre ellos a Francisco Javier Díaz Salinas "Chipiturco", principal operador en los municipios de Escobedo y García, y señalado como el autor de dos atentados fallidos contra la vida del Alcalde priista Jaime Rodríguez Calderón.

Mediante comunicado, la milicia informó que la captura del "Chipiturco" y ocho de sus lugartenientes ocurrió el pasado 29 de septiembre en el municipio de El Carmen, hasta donde se habrían trasladados elementos de la Séptima Zona Militar para llevar a cabo un operativo quirúrgico para "debilitar la estructura del grupo criminal". Este grupo está vinculado a secuestros, extorsiones, cobros de piso y homicidios en la zona.

En el operativo se aseguraron cinco armas largas, un arma corta, 47 cargadores para diferentes armas, mil 760 cartuchos, tres miras telescópicas, tres vehículos y un inmueble, que junto a los detenidos quedaron a disposición del Ministerio Público encargado del proceso.

DE POLICÍA MUNICIPAL A LÍDER DEL NARCO

Francisco Javier Díaz Salinas “El Chipiturco” apareció en el escenario del crimen organizado en el 2009, cuando el Alcalde de García Jaime Rodríguez Calderón lo acusó directamente de haber atentado en dos ocasiones contra su vida (febrero y marzo 2011), y de formar parte de la organización criminal a quien se le atribuyó la ejecución del entonces Secretario de Seguridad de ese municipio, el general brigadier Juan Arturo Esparza García, junto a cuatro de sus escoltas el pasado  4 de noviembre del 2009.

Díaz Salinas se desempeñaba como elemento activo de la Policía municipal de García, cuando llegó a la Presidencia de ese municipio Jaime Rodríguez Calderón, cuya primer acción de gobierno fue la de nombrar a un militar al frente de la corporación policíaca, ante las versiones que señalaban una profunda infiltración por parte de la delincuencia organizada.

La ejecución de Juan Arturo Esparza García llevó al munícipe a tomar la decisión de dar de baja a todos los elementos de la corporación, quedando la seguridad del municipio en manos de la Policía Estatal y de las Fuerzas Estatales de Apoyo (Ejército y Policía Federal), que durante meses patrullaron en las calles de García, municipio metropolitano al poniente de Monterrey.

Uno de los elementos dados de baja por pérdida de confianza fue Francisco Javier Díaz Salinas, quien junto a otros ex policías se unieron a las filas de la delincuencia organizada (Los Zetas), que mantiene el control de las actividades delincuenciales en los municipios de Santa Catarina, García y Escobedo, los cuales están conectados por una red de carreteras y avenidas que sirven como puente para conectar a la zona metropolitana de Monterrey con el estado de Coahuila.

BUSCA EN DOS OCASIONES ACABAR CON LA VIDA DE ALCALDE

El 25 de febrero del 2011 y a plena luz del día, el edil Jaime Rodríguez Calderón fue blanco de un atentado en su contra cuando circulaba acompañado de sus escoltas sobre la avenida Linconl, a la altura de la colonia Las Lomas, en García.

El atentado dejó como saldo tres sicarios muertos y dos personas detenidas, identificadas como Yadira Félix Cerveros o María Yadira Félix Cebreros y Héctor Rojas Chávez o José Nahúm Sicairos Madueño, quienes fueron internados en los Centros de Reinserción Social de Apodaca y Topo Chico, respectivamente.

“Estoy pisando los callos y debo seguirlo haciendo, la policía de García está conmigo y definiendo a la autoridad", dijo Rodríguez Calderón tras sobrevivir al ataque, por el cual recibió el mote de "El Bronco" por parte de la opinión pública.

Este incidente ocurrió horas después de que un comando armado trató de privar de la libertad a un policía activo de García, secuestro que fue frustrado por el Grupo Especial de Reacción de la policía municipal. Rodríguez Calderón culpó de ambos ataques a dos ex policías municipales vinculados con Los Zetas, entre ellos el "Chipiturco".

El 29 de marzo, un grupo de por lo menos 40 sicarios salió al paso de la camioneta del alcalde Jaime Rodríguez Calderón, desatando una balacera en las inmediaciones de la avenida Linconl, que dejó como saldo un escolta del edil muerto y otros cuatro heridos.

En esa ocasión la camioneta blindada de Rodríguez Calderón no sólo salvó su vida, sino la del resto de su escolta, que la utilizó para evadir la agresión mientras solicitaban el apoyo de las Fuerzas Federales.

En entrevista posterior a los hechos, el munícipe acusó directamente al "Chipiturco" como uno de los líderes ligados a ambos atentados.

DEMANDA AL MUNICIPIO... Y GANA

Como si se tratara de una broma, días después de ambos atentados trascendió que Francisco Javier Díaz Salinas habría interpuesto una demanda contra el Municipio, exigiendo su liquidación por despido injustificado. El juez Javier Rubén Lozano Martínez falló a favor del presunto delincuente, obligando a la Tesorería de García a finiquitarlo conforme lo establece la ley en la materia.

Al saber del fallo, Jaime Rodríguez Calderón dijo que estaría muy al pendiente de que el "Chipiturco" se apersonara a cobrar su cheque para "liquidarlo", aclarando que su intención era que al verlo se procediera a su detención y mandarlo personalmente a prisión, “es una persona que ha hecho mucho daño a la ciudad", sentenció.

Terra Terra