publicidad
01 de julio de 2012 • 05:55 PM • actualizado a las 05:58 PM

Casi todos los mexicanos votaron y dudan de la transparencia

Candidatos presidenciales votan en MéxicoHaz clic para ver el video en Terra TV
Candidatos presidenciales votan en México
 

Largas filas de electores se formaban este domingo en los centros de votación en la capital mexicana, donde muchos expresaban dudas sobre la transparencia en las elecciones que definirán un nuevo gobierno en México, y se quejaban por la lentitud.

"Está llegando mucha gente desde muy temprano, señoras que fueron a misa o gente del mercado que viene porque se regresa a trabajar", dijo Esmeralda Rioja, presidenta de una mesa junto al mercado de la colonia Pensil, sector popular del norte, donde vecinos criticaban la lentitud.

Más de 79,5 millones de mexicanos están habilitados para sufragar en poco más de 143.000 mesas de votación, para elegir entre cuatro candidatos presidenciales y renovar Congreso y autoridades locales en más de 15 estados, incluyendo el alcalde de la megalópolis Ciudad de México.

"Hay mucha corrupción en el país y tenemos larga historia de fraudes; pero pues uno viene a votar con la esperanza de ver si esto mejora, que acabe tanta violencia y haya chamba (trabajo)", dijo a la AFP Guadalupe Hernánez, de 55 años, en fila afuera de una mesa electoral de una colonia del centro de Ciudad de México.

Las encuestas marcan como amplio favorito para la presidencia a Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México por siete décadas, muy por encima de Andrés Manuel López Obrador (izquierda) y la oficialista Josefina Vázquez.

"Aquí estamos para vigilar que la elección sea transparente. Tengo la encomienda de supervisar que nadie vote dos veces o que les den más boletas", dijo a la AFP Delia López, delegada en una mesa electoral en representación de la izquierda.

Aunque el Instituto Federal Electoral asegura que las elecciones están blindadas contra el fraude, los partidos han multiplicado sus denuncias sobre compra de votos, una práctica tradicional en la política mexicana y de la que se acusa particularmente al PRI.

Un 71% de los mexicanos considera posible un fraude electoral según una encuesta de la principal universidad del país publicada el viernes por el diario de izquierda La Jornada.

Aún así, las largas filas incluso afectaron a los dos candidatos que votaron en la capital. López Obrador debió esperar más de 40 minutos, mientras el cuarto aspirante presidencial, Gabriel Quadri, de un partido minoritario de centro, se formó por más de hora y media.

"Si esto pasa con los candidatos, cuándo nos tocará a nosotros", expresó Zelma Marín, una joven votante.

"Yo viajé de Monterrey sólo por votar. Trabajo allá pero toda mi familia vive aquí. Allá no me va mal, pero la violencia está desatada", afirmó Jorge Suárez, contador de 42 años que vota en una exclusiva zona y que confiesa un "voto por el pasado".

"Queremos votar, déjennos votar", reclamaban en coro cientos de personas que formaban una fila de más de 500 metros ante un puesto en el terminal uno del aeropuerto capitalino, habilitado en forma especial para viajeros, después de que se anunció que eran insuficientes las boletas de votación.

"Mi hermano viene de Estados Unidos porque tiene todos sus documentos, es ciudadano y quería votar en la casilla especial, antes de que nos fuéramos a Veracruz (este), pero no pudo", dijo Pedro Montoya, de 60 años.

En tanto en el Zócalo, la plaza del centro histórico de la capital, eran aún visibles los rastros de la vigilia de la noche del sábado por los jóvenes del #Yosoy132 para pedir transparencia en los comicios. "Votación sin coacción", se lograba leer en un cartel despedazado.

El movimiento universitario denunció en las semanas previas una campaña mediática para que el PRI retorne al poder.

AP Terra