publicidad
08 de julio de 2012 • 07:47 PM • actualizado el 08 de julio de 2012 a las 09:46 PM

López Obrador confirmó que impugnará las presidenciales

López Obrador presentará ante el IFE, su denuncia por irregularidades en las elecciones presidenciales mexicanas.
Foto: AP
 

El partido del izquierdista Andrés Manuel López Obrador anunció este domingo que impugnará ante el Tribunal Electoral las elecciones presidenciales del pasado 1 de julio en México, que dieron como ganador a Enrique Peña Nieto, del PRI.

"Acudiremos al tribunal los próximos días y en los plazos legales", dijo en conferencia de prensa Jesús Zambrano, presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), una de las tres organizaciones políticas coaligadas que respaldó a López Obrador en la elección.

El Instituto Federal Electoral (IFE) concluyó este domingo oficialmente el cómputo total de votos de la elección general, incluidas las legislativas, con la ratificación del triunfo de Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El IFE hizo un recuento voto por voto en casi la mitad de unas 144.000 casillas (mesas de votación) en las que se detectaron inconsistencias en el conteo preliminar.

López Obrador, igual que lo hizo en 2006, pidió que se recontaran todas las urnas, pero la autoridad electoral determinó que únicamente se abrieran los paquetes con inconsistencias.

El proceso pasará ahora al Tribunal Electoral del Poder Judicial para resolver las impugnaciones de los partidos, que cuentan con un plazo de cuatro días para presentar sus recursos.

Peña Nieto obtuvo el 38,21% de los votos, seguido por López Obrador con el 31,59%, y en tercer lugar la candidata del Partido Acción Nacional (PAN, en el poder), Josefina Vázquez Mota (25,41%).

La izquierda había pedido al IFE responder a sus denuncias contra el PRI por compra de votos y por haber sobrepasado el tope de gastos de campaña antes que el proceso llegara al Tribunal.

El IFE "no hizo su trabajo y se hizo cómplice por omisión o inacción", pese a que ese instituto cuenta con herramientas para fiscalizar las cuentas de la campaña de Peña Nieto, indicó Zambrano, quien en la conferencia estuvo acompañado de los presidentes de los partidos de la izquierda mexicana.

López Obrador acusó al PRI de haber entregado a cambio del votos millones de tarjetas de prepago para Soriana, una cadena de supermercados, mientras que el PAN denunció que Peña destinó cerca de 49,09 millones de dólares a pagos para funcionarios electorales, un monto que rebasa los topes de campaña establecidos por la ley.

"Peña Nieto no ganó la elección, la compró, el PRI gastó 1.817 millones de pesos (131 millones de dólares), cuando el tope es de 300 millones (21,7 millones de dólares)", según lo autorizado por el IFE, dijo Zambrano en la conferencia de prensa, en la que aseguró que la coalición actuará con apego a la ley.

López Obrador, quien perdió en 2006 la elección a la presidencia por estrecho margen, encabezó entonces un plantón por varias semanas en una importante avenida de la capital mexicana, paralizando en centro de la ciudad.

La semana pasada dijo que su equipo se encuentra integrando facturas, testimonios y otras pruebas para la elaboración de un informe sobre las presuntas irregularidades de la campaña de Peña Nieto, que hará público.

Decenas de miles de personas salieron el sábado en la capital mexicana para manifestarse y expresar su rechazo a Peña Nieto, a quien señalaron por haber ganado con el apoyo de las principales cadenas de televisión y la compra de votos.

AFP Terra