México

publicidad
27 de noviembre de 2012 • 01:34 PM

Los hombres clave en el gabinete de Peña Nieto

Enrique Peña Nieto asume la presidencia este sábado, en el palacio del Congreso en la Ciudad de México.
Foto: Getty Images
 

El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, presentará en los próximos días a los integrantes del gabinete con el que iniciará su gestión de seis años a partir del 1 de diciembre.

A continuación los perfiles de algunos colaboradores de Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que podrían formar parte de su equipo de trabajo, según fuentes consultadas por Reuters:

MIGUEL ANGEL OSORIO CHONG

El ex gobernador y abogado es visto como probable secretario de Gobernación (ministro del Interior) y uno de los dos hombres más fuertes del próximo Gobierno junto con Luis Videgaray, coordinador del equipo de transición que ha operado desde después de las elecciones de julio hasta la asunción de Peña.

Osorio, de 48 años, fue gobernador del central estado de Hidalgo entre 2005 y 2011, coincidiendo con el período de Peña al frente del estado de México, lo que hizo que ambos trabaran amistad y que el mandatario electo lo nombrara coordinador del diálogo político durante su campaña y en la etapa de transición.

Bajo su mando, la Secretaría de Gobernación volvería a concentrar poder al ocuparse no sólo de la negociación política con la oposición, sino también de la seguridad al absorber a la Secretaría de Seguridad Pública, de la cual depende la Policía Federal.

Esta concentración de funciones, que incluye también asuntos de inmigración, religiosos y relaciones con los medios de comunicación, vendría luego de que Peña pidiera cambiar la ley orgánica de la administración pública, lo que despertó temores de un regreso al pasado represor del PRI, cuando esta secretaría era utilizada para perseguir opositores.

Los defensores de Osorio lo consideran un hábil negociador y un hombre que tratará de buscar a como de lugar soluciones a los problemas, pero sus detractores lo ven como un político intransigente que durante su mandato como gobernador no aceptaba críticas y se enfrentó por ello a medios de prensa y organizaciones sociales.

Algunos medios locales han reportado que dos de sus hermanos se enriquecieron injustificadamente cuando él era gobernador, algo que negó rotundamente, mientras que la influyente revista Proceso lo acusó de dar protección a la organización criminal de los Zetas.

ILDEFONSO GUAJARDO

Este economista de 55 años comenzó a foguearse en cargos de gobierno cuando fue funcionario de la cancillería en la gestión del ex presidente Ernesto Zedillo (1994-2000). Guajardo forma parte de una corriente vista como reformista dentro del PRI.

Dos veces legislador federal y originario del industrial estado de Nuevo León, fue presidente de la comisión de Economía en la pasada legislatura de la Cámara de Diputados y no perteneció al círculo cercano a Peña Nieto hasta la campaña para las elecciones de julio.

Guajardo, quien estudió en Pensilvania y Arizona, fue jefe de la oficina en Washington del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), y anteriormente trabajó en el Fondo Monetario Internacional (FMI) como economista en jefe de la sección para Brasil.

Durante la contienda electoral, fue asesor económico de Peña. Es un defensor de la competitividad y del necesario viraje radical hacia ella. Es visto como posible secretario de Economía.

JESUS MURILLO KARAM

Con amplia trayectoria como político y legislador, el abogado de 64 años es mencionado como posible jefe de la Procuraduría General de la República (PGR), o fiscal general, un puesto clave en la estrategia para aplacar la violencia vinculada con el narcotráfico.

Visto como miembro de la vieja guardia del PRI, Murillo ha tenido muchos cargos dentro del partido, entre ellos el número dos en la dirigencia de la organización política, delegado priista en varios estados y representante ante el Instituto Federal Electoral (IFE).

El político, que actualmente es presidente de la Cámara de Diputados y es considerado un buen negociador político, fue gobernador del central estado de Hidalgo entre 1993-1998, el mismo puesto que ocupó en años recientes Osorio.

Murillo, quien en 1998 fue subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Gobernación, defendió a capa y espada el triunfo de Peña en el tribunal electoral ante denuncias del ex candidato izquierdista de supuestas irregularidades en la campaña del priista.

JOSE ANTONIO MEADE

El actual secretario de Hacienda es un experimentado doctor en economía que podría formar parte del nuevo gabinete.

El funcionario de 43 años, de los más jóvenes en ocupar la cartera de Hacienda, ha sido pieza clave en las discusiones sobre el presupuesto con el Congreso, gracias a su estilo moderado y afable que lo ha convertido en un hábil negociador político.

Aficionado a la lectura e hincha del club de fútbol Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el secretario es hijo de Dionisio Meade, un asesor legislativo clave del PRI, lo que no le ha impedido ser reconocido por otras fuerzas políticas como el saliente Partido Acción Nacional (PAN).

En caso de permanecer en Hacienda, su nombramiento sería visto como una señal positiva, que daría continuidad a la estricta disciplina fiscal que ha seguido México por años. También podría regresar a la secretaría de Energía, la que lideró por menos de un año durante el Gobierno actual.

EMILIO LOZOYA

Es un cercano colaborador de Peña Nieto que podría ser el próximo canciller.

El vicecoordinador para asuntos internacionales del equipo de transición del presidente electo tiene dos licenciaturas, una en Derecho y otra en Economía. También es Maestro en desarrollo económico de la Universidad de Harvard.

Antes de unirse a la campaña presidencial, Lozoya, de 37 años, quien habla un inglés fluido y vivió en Manhattan, fundó varios fondos de inversión.

Lozoya, quien no ha tenido un cargo público pero se desempeñó como analista de reservas internacionales y divisas en el Banco de México (central), fue director para América Latina del Foro Económico Mundial.

IGNACIO PERALTA

Considerado un ejemplo de la más joven generación de funcionarios del PRI que busca romper con el pasado de corrupción y mal Gobierno que ha perseguido a México, Peralta se ha construido una reputación como una de las mayores promesas tecnócratas del país.

Durante su gestión como alcalde de la occidental ciudad de Colima, que inició en el 2009, se enfrentó contra la gigante operadora de telefonía fija, Telmex, propiedad del magnate Carlos Slim, en una disputa sobre el uso del espacio público para instalar cabinas telefónicas.

Peralta, de 42 años, dijo que la compañía debería pagar por el derecho, mientras que Telmex argumentó que estaba haciendo un servicio a la comunidad. En octubre, un tribunal falló a favor de Colima.

Dentro de su experiencia está el haber trabajado como subgerente de Cambios Internacionales durante los primeros años de autonomía del Banco de México (central), en la década de 1990.

Es considerado un personaje cercano a Luis Videgaray con quien estudió Economía en la universidad privada, ITAM. Su educación también incluye una maestría en la Universidad de Essex, en Inglaterra.

JORGE CARLOS RAMIREZ MARIN

El abogado de 51 años fue vicecoordinador de la campaña presidencial del PRI y dentro del equipo de transición de Peña fue el número 2 en el rubro de Seguridad y Justicia.

Antes de septiembre del 2010, cuando fue nombrado por un año presidente de la Cámara de Diputados, tuvo puestos dentro de su partido y como diputado local sobre todo en su natal estado de Yucatán, en el sureste del país.

Ramírez Marín, cercano a la ex presidenta del PRI, Beatriz Paredes, buscó en el 2011 ser candidato del PRI al gobierno de Yucatán.

Reuters Terra