México

publicidad
10 de julio de 2012 • 05:33 PM • actualizado a las 05:36 PM

México: 3,500 inmigrantes varados por falla de 'La Bestia'

Las autoridades estatales y municipales han sido rebasadas por las necesidades básicas de los inmigrantes, que no han sido detenidos ni deportados.
Foto: EFE

Unos 3.500 indocumentados, la mayoría centroamericanos, están varados y en situación de emergencia en la ciudad de Coatzacoalcos, al este del estado mexicano de Veracruz, sin poder seguir su viaje por el descarrilamiento de un tren y la caída de un puente, informaron hoy organizaciones civiles.

"Los migrantes, entre los que se encuentran mujeres embarazadas, niños y algunos enfermos, enfrentan el riesgo de contraer infecciones cutáneas, oculares, gastrointestinales y respiratorias, ya que permanecen, se alimentan y duermen a unos pasos de donde muchos defecaron y orinaron", explicó la organización del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM) en un comunicado.

Debido al descarrilamiento el pasado 17 de junio en un punto entre Medias Aguas y Tierra Blanca del tren conocido como "La Bestia", utilizado por los centroamericanos para viajar al centro del país y de ahí hacia la frontera con EE.UU., miles de migrantes siguen llegando y se han concentrado en Coatzacoalcos para buscar alimentos y asistencia médica a la espera de reanudar su viaje.

Las autoridades estatales y municipales han sido rebasadas por las necesidades básicas de los inmigrantes, que no han sido detenidos ni deportados.

El MMM indicó que, impulsados por la necesidad de continuar su camino, centenares de indocumentados han abandonado ya la ciudad caminando, con altas temperaturas y en busca de la siguiente estación ferroviaria donde puedan encaramarse a trenes que vayan al norte de México.

"Cuatrocientos migrantes están caminando de Coatzacoalcos a Acayucan con la esperanza de poder llegar a Tierra Blanca", zonas separadas por unos 300 kilómetros, dijo a Efe la activista Marta Sánchez Soler, de ese organismo humanitario que participa en el apoyo a los indocumentados.

La ONG precisó que los centroamericanos evitan el uso de autobuses para no ser aprendidos por las autoridades migratorias pero quedan vulnerables ante las bandas delictivas y traficantes de personas que aprovechan sus necesidades, les suben los precios de los artículos que buscan, les engañan y roban.

Debido a la desesperación diariamente al menos sesenta migrantes se entregan al Instituto Nacional de Migración (INM) para evitar el intenso desgaste emocional, físico y económico que representa el permanecer hacinados bajo un puente, en una zona aledaña a las vías férreas, según la ONG.

El MMM es una de tantas organizaciones civiles y humanitarias que en las últimas dos semanas han estado apoyando a los centroamericanos que buscan atravesar México y cruzar en busca del "sueño americano" en EE.UU..

Las autoridades federales, estatales y municipales han comenzado ya a instalar letrinas en la zona así como, lavaderos y a prestar algunos servicios básicos de ayuda con la colaboración de la Cruz Roja Mexicana.

Por otra parte la Comisión de Agua de Veracruz instaló una planta potabilizadora en la zona mientras que el ayuntamiento de Coatzacoalcos ha empezado a ayudar con despensas a los migrantes.

Pese a ello el Movimiento Migrante Mesoamericano desconfía de que haya continuidad en la entrega de estos apoyos básicos para el contingente, cuya estancia se ha convertido en un problema para las autoridades locales.

EFE Terra