publicidad
03 de abril de 2012 • 02:15 PM • actualizado a las 04:24 PM

Perú y Pluspetrol acuerdan gas será para uso local

 

El Gobierno peruano y el consorcio de gas Camisea, liderado por la argentina Pluspetrol, anunciaron el martes un acuerdo para destinar sólo para el mercado local el gas natural de una importante reserva que estaba comprometida para la exportación.

Tras una negociación entre el Camisea y el Gobierno que comenzó en el 2010, Pluspetrol afirmó que el gas del lote 88 que estaba como garantía para la exportación sería reemplazada por otras reservas locales del grupo.

"Estamos procediendo a sustituir el compromiso de reserva del lote 88 para la exportación con gas que vendrá de otros lotes u otros mecanismos", dijo el gerente de Pluspetrol Perú, Germán Jiménez, en una ceremonia en la planta de producción del consorcio en la región andina de Cusco.

El Consorcio Camisea -conformado por la española Repsol-YPF, la estadounidense Hunt Oil, la surcoreana SK, la argelina Sonatrach y la argentina Tecpetrol- opera los lotes 88 y 56, los dos mayores campos gas de Perú, con reservas entre 11,2 y 18,6 TCF (billones de pies cúbicos), según el Gobierno.

"Los peruanos podremos beneficiarnos con gas del lote 88 asegurándonos que todos estos beneficios continúen por muchos años más", agregó Jiménez en el evento donde participó también el presidente Ollanta Humala junto a varios de sus ministros.

La "recuperación" para consumo local del gas del lote 88 - que tiene reservas aproximadas de 8,8 TCF- fue una de las promesas de campaña electoral de Humala.

El Gobierno estaba interesado por obtener gas del lote 88, el mayor del país, porque tiene menores costos de producción y un reducido precio regulado que impulsaría los planes de Humala de masificar el gas en el país.

"Era importante, era clave recuperar las reservas del lote 88 para exclusivamente el mercado interno, es decir el Perú, y eso es lo que hemos logrado, corrigiendo lo que había que corregir, desanudando un nudo", afirmó Humala en un discurso en la principal plaza del Cusco.

Humala explicó que el gas del lote 88 con precio regulado será "más barato para nuestras familias y nos permite avanzar en la inclusión social", agregó Humala.

Asimismo, el mandatario explicó que con las reservas del lote 88 se podrá abastecer un gasoducto de 1.100 kilómetros en el sur peruano, que requiere una inversión de 3.000 millones de dólares y que comenzará a ser construido próximamente por la brasileña Odebrecht.

El Gobierno ha afirmado que también tendrá una participación en el proyecto del gasoducto, pero no ha precisado en qué porcentaje.

"Ahora sí podemos decir que con estas reservas se construye el gasoducto, para llevar el gas hasta la costa sur del país y construir allí un polo petroquímico, con una inversión que será probablemente superior a los 16.000 millones de dólares", dijo Humala.

Perú cuenta actualmente con sólo un gran gasoducto que va desde el campo Camisea hasta la costa central peruana, lo que torna vulnerable al suministro eléctrico del norte y sur del país.

La explotación de gas natural en Perú se inició a mediados de la década pasada y en el 2010 el país inauguró la primera planta de licuefacción de gas natural de Sudamérica, para convertir a la nación en exportadora del combustible.

(Reporte de Enrique Castro Mendívil, Escrito por Teresa Céspedes, Editado por Juan Lagorio)

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.