inclusão de arquivo javascript

El triste origen del Día de Acción de Gracias | Cambalache
El triste origen del Día de Acción de Gracias | Cambalache

Cambalache

El triste origen del Día de Acción de Gracias

0 Comentario

La mesa familiar no es una postal norteamericana. Aquí, los hijos se encierran en sus dormitorios y los mayores, piden comida china por internet. Cada uno hace su vida en este país fragmentado socialmente. Es ni más ni menos que la 'Belleza Americana'.

Pero el Día de Acción de Gracias es una oportunidad en que la vida familiar cobra fuerza en esta sociedad donde el contacto humano se mide por los amigos en Facebook, los tweets, los emails y las cada vez más esporádicas llamadas por teléfono.

Un día al año, las familias se sientan alrededor de la mesa a saborear la tradicional esquisitez del pavo relleno o el jamón con ananá. Todo esto, acompañado por el puré de batatas (camote, para los mexicanos) o papas, las ensaladas de cranberry (arándano agrio) y el súper delicioso pastel de batatas o 'pumpkin pie'.

Pero, ¿de dónde viene esta celebración que carece de regalos y comercialismo, excepto por los pobres pavos?

Cuenta la historia que los primeros colonizadores en llegar a estas tierras provenientes de Europa allá por los primeros años del 1500, tras Cristóbal Colón, narraron acerca de la 'inocencia' de los habitantes que salieron de la junga a las playas para recibirlos, los indígenas, los primeros habitantes de este continente.

'No saben lo que son las armas y creo que con solo 50 hombres, podemos subyugarlos y llevarlos como esclavos', narró un testigo colonizador. Luego, vinieron las masacres.

Howard Zinn, el conocido historiador y autor del libro 'La historia del pueblo de Estados Unidos', estima que entre 1492 y 1508 fueron asesinados tres millones de indígenas en las islas del Caribe. Fue en este contexto que llegaron los 'peregrinos', o 'puritanos', a las costas de Nueva Inglaterra en 1621, en busca de un lugar donde practicar su religión cristiana, provenientes de Inglaterra, desde donde habían sido echados.

Los indios que los recibieron eran los Iroquois, que practicaban la vida comunitaria, compartían todo y no conocían la violencia. Por el contrario, los 'puritanos' eran egoistas y miedosos. Al año de llegar, los Iroquois les llevaron comida y abrigos a los 'puritanos' y en retribución, los 'visitantes` compartieron una comida con los indígenas para dar gracias por sobrevivir el crudo invierno.

De allí proviene la celebración que paraliza a Estados Unidos cada cuarto jueves de noviembre, Thanksgiving, el Día de Acción de Gracias. Contrario a la Navidad, con su batería de avisos comerciales y locura consumista, el Día de Acción de Gracias carece de avisos comerciales y anuncios festivos. Y como resultado, millones de norteamericanos viajan por aire y tierra para unirse a sus familias alrededor de la mesa el jueves, para compartir el pavo y estar con sus seres queridos. Nada más.

Por única vez en todo el año, muchos negocios ni siquiera abren sus puertas y los que no, lo hacen en las primeras horas de la tarde. Los bancos, las oficinas y las escuelas, todos, cierran hasta el lunes siguiente, haciendo de este feriado uno de los más familiares.

En mi caso, cada vez que me siento alrededor de la mesa con los míos en este día, doy gracias por cada uno de ellos y ellas. Y por los indígenas, que dosifican a este mundo injusto, violento y egoista con su solidaridad, justicia e igualdad.

Eduardo Orbea Eduardo Orbea

Eduardo Orbea

Es periodista argentino con experiencia en redacciones de Estados Unidos y de Argentina. Bicultural, bilingüe, le interesan los temas que salpican a los hispanos que viven en EE.UU.



comparte y suscríbete al blog




Sorry, your browser does not handle frames!<a href="http://www.terra.com.br/"> terra </a>

 
 
Leia também X Gran hermano nos mira a todos