inclusão de arquivo javascript

Es hora de cambiar el trato con Cuba | Cambalache
Es hora de cambiar el trato con Cuba | Cambalache

Cambalache

Es hora de cambiar el trato con Cuba

0 Comentario

Mucha agua ha pasado bajo el puente desde que el entonces presidente Kennedy impusiera en 1961 el embargo contra Cuba. La flamante Revolución encabezada por Fidel Castro fue recibida como una verdadera amenaza contra la seguridad y los intereses de Estados Unidos por lo que la Casa Blanca y el Congreso bloquearon la isla y le otorgaron a los cubanos que llegaran al país el privilegio, único en el mundo, de un estatus legal de manera inmediata.

Muchos cubanos huyeron de la isla y comenzaron una nueva vida en Estados Unidos, más precisamente en Miami, a unas cien millas de La Habana. En 1980, y ante la presión del gobierno de Jimmy Carter, Castro abrió las puertas de las peores cárceles y unos 700,000 cubanos llegaron a las costas de Florida en barcas. Fue el éxodo de 'marielitos', que desde entonces cambió para siempre el sur de la península, donde vacacionaban los jubilados anglosajones.

El embargo trajo consigo la ley de 'los pies secos y pies mojados', que estipula que el gobierno de EE.UU. podía regresar a la isla a toda persona que fuera detectada en una balsa rumbo a Estados Unidos, no así con quienes llegaran a la costa, de la manera que sea. Al pisar suelo norteamericano, sea en la frontera con México o Canada o la costa, todos los cubanos, sin excepción, reciben un permiso especial por un año, al cabo del cual, reciben el asilo político.

En otras palabras, ningún ciudadano de Cuba es rechazado en la frontera, tenga o no tenga visa, un privilegio único en el mundo ya que el resto debe tener visa para entrar al país o pedir asilo, proceso que es extenuante y extremadamente difícil.

Hoy, los cubanos que viven en Miami viajan con regularidad a la isla, llevándo ropa y medicamentos a sus familiares, privilegio que un asilado de otro país del mundo no puede tener. El gobierno de Raúl Castro derogó la arcaica ley que oblibaga a todo el mundo que quería viajar al extranjero a pedir un permiso especial. Hoy, la conocida bloquera disidente Yoany Sánchez está recorriendo el mundo, hablando de las condiciones de vida en la isla y criticando al gobierno gracias a la nueva medida.

Cabe preguntarse lo siguiente: ¿existen las mismas condiciones que hace 50 años en la isla, cuando la gente era perseguida por su oposición al nuevo gobierno? Al parecer, no. Si hubiera persecusión, la gente asilada no regresaría a Cuba los fines de semana largos para visitar familiares, tal como lo hacen miles de cubanos que viven en Miami.

No digo con esto que todo en la isla está correcto ni nada por el estilo. Pero sí que ya no tiene sentido darle asilo político a gente que en la mayoría viene a Estados Unidos no porque está siendo perseguida, sino por razones económicas. Al menos ésa es la razón que me han dicho varios cubanos asilados que he conocido. La vida es mejor acá que en Cuba, donde la mayoría sobrevive como puede con 20 dólares al mes.

Es hora de que el embargo económico se levante y que el asilo político deje de ser automático para los cubanos. La nueva realidad en la isla así lo indica.

Eduardo Orbea Eduardo Orbea

Eduardo Orbea

Es periodista argentino con experiencia en redacciones de Estados Unidos y de Argentina. Bicultural, bilingüe, le interesan los temas que salpican a los hispanos que viven en EE.UU.



comparte y suscríbete al blog




Sorry, your browser does not handle frames!<a href="http://www.terra.com.br/"> terra </a>

 
 
Leia também X Gran hermano nos mira a todos