inclusão de arquivo javascript

La increíble historia de Celestino, el otro Papa que renunció | Cambalache
La increíble historia de Celestino, el otro Papa que renunció | Cambalache

Cambalache

La increíble historia de Celestino, el otro Papa que renunció

0 Comentario

La Iglesia Católica enfrenta una situación histórica tras la renuncia del Papa Benedicto XVI. Es que esto no ocurría desde hace más 700 años. Es más, se cree que es la segunda vez en la historia de la iglesia universal que un Papa tira la toalla.

Pero, ¿quién fue el primer Papa que renunció? Se llamó Celestino, quien nació en 1215. Pietro de Morrone era un hombre humilde que vivió la mayor parte de su vida en una cueva, como un ermitaño.

De niño, Pietro era muy inteligente. Su madre María quiso lo mejor para él pero el pequeño tenía otros planes para su vida. Su interés en la soledad y en lo espiritual lo llevaron a convertirse en monje Benedictino a los 17 años. Y para huir el ruido mundano y para estar más cerca de Dios, se fue a una cueva en las montañas de Morrone (de allí su nombre), donde pasaba sus días en silencio y penitencia, actividades que filtraban toda distracción.

Años más tarde, fundó una nueva orden católica, la de los Celestinos, que no fue aceptada inicialmente por el Papa Gregorio X. Celestino intercedió en persona ante el Papa quien aprobó finalmente a la nueva orden. Su fundador abandonó todo derecho a ser el lider y regresó a las montañas, donde siguió viviendo en una cueva.

Existen relatos que apuntan a lo severo de sus prácticas en cuanto a la penitencia y el castigo. Celestino se autoflagelaba y se imponía una rigurosa vida de simpleza y pobreza para no caer en la tentación de las distracciones que lo alejaban de Dios.

En 1292 murió el Papa Nicolás IV y los cardinales se reunieron en Perugia para elegir a su sucesor. Pero durante dos años no llegaron a un acuerdo. Un buen día, dicen los historiadores, Latino Malabranca, el lider del Colegio de Cardenales, gritó a viva voz: '¡En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, yo te elijo, Pietro de Morrone!'.

Pietro no aceptó el cargo y hasta huyó de los cardinales que lo fueron a buscar para darle la noticia. Se refugió en las montañas pero tras días de buscarlo, dieron con él y lo convirtieron como el Papa San Celestino en julio de 1294 a la edad de 79 años.

Su primer edicto fue el derecho a la renuncia del Papa, cosa que hizo cinco meses más tarde, cansado del cargo y tras demostrar su total ineficiencia política para atender los asuntos papales. Su sucesor, el Papa Bonifacio VIII, lo persiguió, temeroso de que Celestino atrajera al clero como su 'antipapa', hasta tal punto que lo metió preso en un castillo donde estuvo diez meses y murió, según dicen, por los maltratos recibidos.

Es de esperar que esta misma suerte no corra Benedicto XVI, quien vivirá en un convento de monjas.

Eduardo Orbea Eduardo Orbea

Eduardo Orbea

Es periodista argentino con experiencia en redacciones de Estados Unidos y de Argentina. Bicultural, bilingüe, le interesan los temas que salpican a los hispanos que viven en EE.UU.



comparte y suscríbete al blog




Sorry, your browser does not handle frames!<a href="http://www.terra.com.br/"> terra </a>

 
 
Leia também X Gran hermano nos mira a todos