Ciencia

publicidad
06 de enero de 2013 • 12:33 AM

Un vertido tóxico deja sin agua corriente a una ciudad del norte de China

 

Un accidente en una planta química del norte de China causó un vertido de anilina en un río que ha obligado a cortar el suministro de agua de una ciudad de un millón de habitantes, informó hoy la prensa estatal.

El accidente, originado por una ruptura de tuberías, ocurrió en una planta de la ciudad de Changzhi y causó un vertido en un afluente del río Zhang que ahora afecta a éste a su paso por la localidad de Handan, que es la que ha sufrido el corte de agua, explicó la agencia oficial Xinhua.

La anilina es una sustancia tóxica utilizada ampliamente como precursor en la fabricación de pigmentos y herbicidas, entre otros productos.

El vertido comenzó el 31 de diciembre en la provincia de Shanxi, donde se encuentra Changzhi, ahora afecta la de Hebei (que rodea las metrópolis de Pekín y Tianjin), y de no poder ser detenido llegará al Mar de Bohai, parte del Mar Amarillo.

En noviembre de 2005, un accidente similar produjo un vertido que afectó al río Songhua (afluente del Amur, en la frontera chino-rusa) y obligó a cortar el suministro de agua de una de las mayores ciudades del noreste de China, Harbin.

En aquella ocasión, además, el corte de agua se ordenó sin avisar a la población del vertido, lo que no hizo sino aumentar el pánico de la población, hasta el punto de que corrieron rumores sobre envenenamientos deliberados del agua corriente local y algunos harbineses huyeron de la ciudad.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.