Crímenes

publicidad
07 de agosto de 2012 • 02:01 PM

Casi la mitad apoya más controles con las armas en EE.UU.

El derecho a portar armas y comprarlas sigue en el centro del debate.
Foto: Getty Images

Nueve de cada diez estadounidenses apoya el derecho a portar armas que está recogido en la Segunda Enmienda de la Constitución, aunque casi la mitad defiende la aprobación de leyes más estrictas.

Así se desprende de una nueva encuesta de la consultora Angus Reid Public Opinion publicada hoy en Nueva York, en la que se consultó a través de internet a 1,010 adultos estadounidenses, con un margen de error de más o menos tres puntos porcentuales.

El 49 % de los estadounidenses cree que las leyes sobre armas de fuego en su país deberían ser más estrictas, opinión que comparten el 71 % de los encuestados que se identifican como demócratas y el 46 % como independientes.

Sin embargo, entre los entrevistados que se identifican como republicanos o poseedores de armas de fuego, la mayoría defiende que se mantenga la actual regulación o incluso que se promulguen nuevas leyes menos estrictas.

La encuesta se conoce días después del tiroteo del pasado domingo en un templo sij en Wisconsin, en el que murieron siete personas, incluido el atacante, y el ocurrido el 20 de julio en un cine de Denver, que dejó 12 muertos y 58 heridos.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, reconoció este lunes que tiroteos como el de Wisconsin ocurren "con demasiada regularidad" y dijo estar dispuesto a examinar "formas adicionales" de reducir la violencia.

Según el estudio, en la actualidad el 46 % de los estadounidenses están satisfechos con la regulación federal relacionada con la propiedad de armas de fuego, frente a un 43 % que responde no estar satisfechos.

La encuesta también revela que el 58 % de los entrevistados, lo que supone un avance de siete puntos porcentuales con respecto a enero, apoyan la idea de permitir a ciudadanos que cumplan ciertos requisitos llevar armas ocultas.

El sondeo también revela que poco más de siete de cada diez encuestados, el 73 %, creen que sólo la policía y otras personas autorizadas deberían tener acceso y utilizar los rifles semiautomáticos AR-15.

Hasta la fecha, ni el presidente Obama ni su probable rival republicano en las elecciones de noviembre, Mitt Romney, se han expresado a favor de restringir la posesión de armas, pese a los llamamientos que se han hecho desde diferentes frentes.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, lidera a un grupo de medio millar de primeros ediles "en contra de las armas ilegales", que abogan desde hace cinco años por cambios legislativos que ayuden a frenar el tráfico ilegal de armas.

 

Agencias Terra