Crímenes

publicidad
15 de febrero de 2013 • 07:54 PM • actualizado a las 08:13 PM

Ex policía prófugo de L.A. murió de un tiro en la cabeza

Esta foto del viernes 15 de febrero de 2013 muestra los restos de la cabaña incendiada donde murió el policía prófugo de Los Ángeles, Christopher Dorner.
Foto: AP
 

Dos días después de que el ex policía asesino Christopher Dorner falleciera en una cabaña en llamas en las montañas de California, la autopsia reveló este viernes que murió de una herida de bala en la cabeza.

La investigación concluyó que "la causa de la muerte fue una herida provocada por un solo disparo de bala en la cabeza", dijo el forense Kevin Lacy del Condado de San Bernardino en una conferencia de prensa.

El especialista agregó que no hay evidencia que confirme o niegue que Dorner se haya suicidado: "No estamos en condiciones aún de hablar sobre las circunstancias de la muerte ni decirles si ésta ocurrió, o no, como resultado de un disparo que se infligió a sí mismo", señaló.

El expolicía de 33 años fue acorralado el martes en una cabaña cerca de la estación de esquí de Big Bear, 160 km al este de Los Ángeles, luego de una intensa búsqueda de seis días, que se extendió hasta Tijuana (norte de México) y los estados vecinos de Arizona y Nevada.

El expolicía murió tras el feroz tiroteo que tuvo lugar cuando efectivos del equipo de élite SWAT rodearon la cabaña, que se incendió luego de que la policía tirara gases lacrimógenos a su interior.

No se sabía si Dorner había muerto por los balazos o por el incendio, pero, en un momento dado antes del fuego, se escuchó el sonido de un disparo proveniente de la vivienda.

El exintegrante del Departamento de Policía de Los Angeles huyó la semana pasada luego de supuestamente haber matado a una pareja y a un policía, y herido a otras tres personas. Durante el tiroteo, otro policía murió y un oficial resultó gravemente herido.

Dorner había publicado en internet el lunes de semana pasada un macabro manifiesto en el que amenazaba con matar a policías y a sus famlias como venganza por su despido en 2008.

Terra Terra Terra/AFP