Crímenes

publicidad
28 de septiembre de 2012 • 09:21 AM • actualizado a las 09:26 AM

Gracias a pruebas de ADN, exoneran a casi 300 reos inocentes

Patrick Waller celebra su exoneración tras pasar 15 años en la cárcel por un delito que no cometió. Lo asistió Innocence Project.
Foto: Getty Images
 

Marvin Anderson pasó 15 años de su vida en la cárcel por un delito sexual que no cometió. Una prueba de ADN dio por el suelo con los argumentos que usó la fiscalía para acusar al joven que por entonces tenía 18 años. Anderson salió en libertad, exonerado por la justicia, gracias a las pruebas de ADN que presentaron los abogados de Innocence Project, una organización sin fines de lucro que litiga y defiende a favor de reos inocentes que cumplen condenas en cárceles de Estados Unidos.

Innocence Project fue creado en 1992 en la Facultad de Derecho Benjamín N. Cardozo de Yeshiva University en New York, por los abogados Barry Scheck y Peter Neufeld, expertos en derechos civiles, y tiene por objetivo la exoneración de inocentes mediante pruebas de ADN practicadas tras la condena.

Desde su fundación, casi 300 personas han sido exoneradas en Estados Unidos, incluyendo 17 que habían sido condenadas a muerte. 'La combinación única de conocimientos científicos, legislación y justicia social ha permitido crear un programa integral y potente para la defensa de las libertades individuales y la reforma del sistema judicial vigente', asegura el proyecto en su sitio web.

'Tenemos un promedio de 300 casos que estamos llevando adelante en cualquier momento del año', dijo Paul Cates, director de Comunicación del Innocence Project con sede en New York, a Terra.com.

Poco staff y muchos pedidos

Cates agregó que cuentan con un staff de 65 personas, entre abogados y personal administrativo y que por año reciben unas 4,000 solicitudes de asistencia para casos desde todos los estados. Usualmente, son los familiares directos de los reos quienes se contactan con la organización, que evalúa los casos uno por uno para tomar una decisión.

¿Cómo trabaja Innocence Project? Una vez aceptado, los abogados piden reabrir el caso y tras su reapertura, comparan pruebas de DNA del condenado con el ADN que se extrae de las evidencias usadas durante el juicio años atrás. Cuando las pruebas de ADN no concuerdan, quedando excluido el reo en cuestión, se pide la exoneración.

Hasta el momento, The Innocence Project a permitido la exoneración de 298 reos que cumplían condenas por delitos o crímenes que no habían cometido.

Cates explicó que del total de los casos exonerados, unos 43 provienen de Texas pero aclaró que esto se debe a que, por ejemplo, 'en Dallas se guardan las evidencias físicas de cada caso por 30 años, por lo que es más fácil ir y testear la evidencia y compararla con la de nuestro cliente. En otros estados, como New York, es muy difícil hallar las evidencias físicas para comparar las muestras de ADN'.

Según explicó Cates, el 75% de los casos exonerados se debieron a errores de los testigos en un homicidio o delito violento, como cuando un testigo identifica a una personas entre varias, como la que cometió el homicidio o el delito.

Añadió que más del 65% de los exonerados son afroamericanos, 7% hispano y 1% asiático. 'Es obvio que la raza es un factor, pero no debe sorprender que la mayoría es afroamericana ya que son los que más pueblan nuestras cárceles', aclaró Cates.

El caso más reciente

El caso más reciente del proyecto es David Wiggins, un hombre en Fort Worth, Texas, condenado por asalto sexual y que cumplió 24 años en la cárcel.

'El juez recomendó que sea exonerado, pero hay una ventana de 30 días para que se cumpla su libertad. Wiggins fue condenado por atacar sexualmente a una niña de 14 años. Nosotros tomamos muestras de ADN en partes de la ropa que usó la niña y comprobamos que Wiggins estaba excluido como el perpetrador del hecho', dijo Cates.

Pese a la efectividad en el uso del ADN en los casos penales, el método no se utiliza en la mayoría de los casos en las cortes norteamericanas.

'Una cosa es importante y es que solo se usa DNA en solo el 10% de los casos en Estados Unidos. Es muy raro que el ADN sea usado en un caso, lo que demuestra un serio problema en nuestro sistema judicial en cuanto a la comprobación de un hecho, ya que mucha gente inocente termina encerrada tras las rejas por delitos o homicidios que no cometió, como lo demuestran los casos en que nos involucramos y en los que han sido exonerados los reos', dijo Cates.

Terra