Historias de sangre: los asesinos seriales más macabros

  • comentarios
 Foto: AP
Poco se conoce de Ed Gein, un asesino en serie que tenía predilección por las jóvenes rellenitas, a quien les sacaba la piel. Se lo acusó de varios asesinatos ocurridos entre 1947 y 1957. Su historia fue la inspiración del personaje de 'Buffalo Bill', en la premiada película 'El silencio de los inocentes'. Gein estaba obsesionado con el cuerpo femenino, a tal punto que con la piel de sus víctimas, incluida su propia madre, armaba pechos y cuerpos de mujeres, los que fueron hallados en su casa cuando lo apresaron. La policía le atribuyó el asesinato de al menos 15 mujeres.
Foto: AP

compartir

publicidad
publicidad