Crímenes

publicidad
28 de septiembre de 2012 • 12:03 PM • actualizado a las 01:29 PM

Juez de Pennsylvania anula la ejecución de un condenado

Williams se salvó de la pena de muerte y recibirá una nueva pena.
Foto: AP
 

Terry Williams, víctima de abusos sexuales cuando era niño, y quien debía ser ejecutado el 3 de octubre por el asesinato de dos de sus presuntos agresores, se salvó de la inyección letal luego de que una jueza del estado de Pennsylvania anuló este viernes la condena a muerte, dijeron sus abogados.

What is Your Idea for a Better Country?

La jueza Teresa Sarmina acordó una nueva audiencia a Williams, de 46 años, para fijarle una nueva pena, dijo Victor Abreu, uno de los abogados del detenido.

El caso de Terry Williams había generado protestas de la Unión Europea y de más de 150 exfiscales, jueces, profesores de derecho, especialistas en infancia y ex jurados en el proceso.

Williams, que ya ha pasado 24 años en el corredor de la muerte, fue condenado por un asesinato cometido tres meses después de haber cumplido la mayoría de edad. En Estados Unidos la pena de muerte no puede ser aplicada a los menores.

En 1984, Williams asesinó a un hombre sospechado de haber participado en los abusos sexuales que le fueron infligidos en su infancia. Un año antes, cuando tenía 17, había matado a otro de sus presuntos agresores.

Los defensores del detenido aseguran que el jurado que lo condenó ignoraba que esos asesinatos estaban ligados a la historia de violencia sexual padecida por Williams.

La jueza tuvo en cuenta nuevos elementos aparecidos en la investigación sobre el homicidio de Amos Norwood, en 1984, que "la fiscalía había ocultado durante 28 años", según la defensa.

Terra Terra Terra/AFP