Crímenes

publicidad
23 de diciembre de 2012 • 10:24 PM

Pederastia en la Iglesia católica de Australia: disculpas elípticas del arzobismo de Sídney

 

El más alto dignatario de la Iglesia Católica en Australia pidió disculpas este lunes a quienes "han sufrido a manos de sacerdotes y profesores de religión", en un mensaje elíptico que nunca menciona, sin embargo, directamente, los muchos casos de pederastia revelados en 2012.

En su mensaje de Navidad, el arzobispo de Sydney, monseñor George Pell, dijo que estaba conmocionado y avergonzado, a raíz de una serie de acusaciones lanzadas contra sacerdotes por pederastia.

Pell dijo que su corazón estaba con "todos aquellos que no hallan la paz en este período, en especial aquellos que han sufrido a manos de sacerdotes y maestros católicos".

"Estoy sumamente apenado por lo sucedido", dijo, sin pronunciar nunca las palabras abuso sexual o niños.

"También siento la conmoción y vergüenza de la comunidad tras la revelaciones de esas fechorías y crímenes", agregó.

Pell dijo que el mal causado era "totalmente contrario" a las enseñanzas de Cristo.

Después de más de una década de intensas presiones, la primer ministro australiana anunció el mes pasado la apertura de una investigación pública nacional sobre las respuestas de las instituciones católicas a las numerosas denuncias por abusos sexuales cometidos contra niños, tras una serie de escándalos en que estaban involucrados sacerdotes católicos.

Según estas revelaciones, la jerarquía de la Iglesia católica ha preferido mutar a los presuntos agresores antes que denunciar sus crímenes, declaró Julia Gillard a la prensa, luego que uno de los principales investigadores de la policía acusara al clero de haber "ocultado" actos de pederastia, en especial en el valle de Hunter, al norte de Sídney.

Una investigación similar está en marcha en el estado de Victoria, donde la Iglesia católica reconoció en septiembre que al menos 620 niños han sido víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes desde 1930.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.