Crímenes

publicidad
09 de abril de 2012 • 08:08 PM • actualizado a las 08:56 PM

Protestantes: Responsabilizamos a Rubio por muerte de Martin

Jóvenes codenan la Ley de Defensa Propia en FloridaHaz clic para ver el video en Terra TV
Jóvenes codenan la Ley de Defensa Propia en Florida

Una cinta amarilla rodeaba la entrada principal del edificio donde están ubicadas las oficinas del senador republicano, Marco Rubio.

Pero en el complejo 8669 de la Calle 36 del Noroeste de Miami no había ocurrido un crimen ni un accidente. Allí, únicamente  un grupo  de jóvenes se congregó para alzar su voz en contra de la ley “Stand Your Ground” o la Ley de Defensa Propia de la Florida, traducida como "Quieto o disparo", la cual es avalada por Rubio. Ley, que ante el asesinato del joven afroamericano de 17 años, Trayvon Martin,  se ha puesto en entredicho.

Gritando consignas como “Somos Trayvon” y “Pedimos Justicia” más de una decena de jóvenes encapuchados, miembros de Presente Action de Defensores del Sueño, protestaban en contra de la disposición.  "Quieto o disparo" permite reaccionar agresivamente contra su adversario en respuesta a lo que percibe como una amenaza.

Los jóvenes recogieron 14,277 firmas en contra del estatuto por el que votó Rubio en el 2005, cuando era  miembro de la Cámara de Representantes Estatal; y planificaban entregar los documentos al Senador, pero se toparon con la oficina cerrada.

Los jóvenes se oponen a “Stand Your Ground” alegando que disuade a la policía de arrestar a alguien que haya matado a otra persona y reclame defensa propia.

Los Defensores del Sueño, que se hacen llamar así porque creen en los ideales de igualdad de Martin Luther King, se han levantado en el Estado para criticar las acciones del hispano, George Zimmerman, quien le disparó a quemarropa a Martin, según él, actuando en defensa propia.

La manifestación frente a las oficinas de Rubio se dio de forma paralela a otra protesta en Sanford, lugar donde ocurrieron los hechos.

A los jóvenes no se les permitió entrar ni siquiera al estacionamiento del edificio.

“Eso demuestra qué clase de senador es Marco Rubio”, denunció Felipe Matos miembro del grupo Defensores del Sueño.

Rubio reiteró su apoyo a la medida recientemente.

Pero el caso del Trayvon no ha sido el único que ha resonado en los medios en los últimos días.

Durante el fin de semana, la policía de Tulsa, en Oklahoma, arrestó a dos hombres, sospechosos de asesinar a cinco personas y herir a otras dos, todos de raza negra.

Tras confidencias anónimas las autoridades dieron con Jake England, de 19 años, y Alvin Watts, de 32. Los investigadores concluyeron que el primero disparó mientras el segundo lo apoyaba. La sorpresa vino al  revisar la cuenta de Facebook de England, donde la policía encontró un comentario en el cual el joven reclamaba que su padre fue asesinado "por un jodido negro".

“Queremos unirnos en solidaridad con nuestros hermanos de la comunidad afroamericana, y parte de ese apoyo es asegurarnos de responsabilizar a nuestros líderes latinos que apoyan los proyectos de leyes como los que básicamente causaron esta tragedia”, añadió Matos.

El debate entre la justicia y la vida

“Para mí lo que le pasó es una injusticia”, sostuvo el abogado penal, David M. Kubiliun.

El experto cree que la Ley de Defensa Propia en la Florida deja algunas lagunas que permite a una persona reaccionar precipitadamente si se siente amenazado. Aunque recalcó que cada caso es individual.

“La mayoría de los estados exigen que el victimario  le pida al atacante  o invasor una retirada antes de usar la fuerza letal”, explicó Kubiliun a Terra.

Martin murió el pasado 26 de febrero cuando Zimmerman un vigilante voluntario de Sanford, Florida le disparó mientras caminaba con  una capucha hacia la casa de su padre con quien pasaba el fin de semana. Zimmerman llamó al 911 para reportar que había un “sospechoso” en el área y aunque le recomendaron que se mantuviera en el auto, decidió salir a enfrentar al joven.

El experto cree que es necesario aprender del caso de Trayvon y que el Estado debe contemplar hacer enmiendas a la ley, debido a la presión mediática que ha generado el caso.

Florida ,es además, uno de los estados donde la gente puede comprar armar con mayor facilidad. Basta con no tener un cargo criminal en el récord para que una persona mayor de edad pueda adquirir un arma como cualquier otro producto.

Precisamente esta facilidad para portar armas ha sido criticada por varias organizaciones internacionales tras el caso Trayvon.

No obstante, Kubiliun no cree que sea ahí donde radica el problema, pues “el que quiere un arma la va a conseguir como sea”.

El caso ha llegado hasta Barbados, donde Navi Pillay, sostuvo en una conferencia de prensa el pasado 6 de abril, que la justicia que se exige no es solo para el caso de Trayvon, sino para cualquier situación similar.

Mientras, la Unión para las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) sostiene que “la familia de Trayvon y la nación merecen una investigación, así como medidas decisivas para que esta tragedia no se repita”.

Terra