Crímenes

publicidad
06 de enero de 2014 • 04:37 PM

Tres presos mueren en una cárcel de Acapulco en México

Tres presos que acababan de ser trasladados murieron a golpes la madrugada de este lunes en un penal del turístico puerto mexicano de Acapulco (sur), informaron fuentes del gobierno regional.

Los reos habían sido trasladados a Acapulco provenientes de la cárcel del municipio de Iguala, donde dos días antes se registró un ataque de un grupo armado que dejó 10 muertos, dijo en un comunicado la fiscalía del estado de Guerrero, al que pertenecen ambos municipios.

La dependencia dijo que inició las investigaciones "en torno al homicidio de tres reclusos", sin precisar las causas de su muerte.

De acuerdo con un funcionario de la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero, que pidió el anonimato, los reclusos fallecieron por golpes recibidos en el cuerpo y en la cabeza.

Según esa fuente, los reclusos, que purgaban condenas por homicidio y robo, habían llegado el domingo a la cárcel de Acapulco junto a otros siete internos de la prisión de Iguala, situada a unos 220 km.

La madrugada del viernes, un grupo de seis hombres armados asaltó el penal de Iguala originando un enfrentamiento a tiros en el que fallecieron cuatro reos y cinco de los atacantes, que fueron abatidos por custodios. Uno de los guardias del penal falleció el sábado por las heridas sufridas en la balacera.

Según un alto funcionario del estado de Guerrero, el asalto fue una venganza de un grupo criminal contra uno de los cuatro internos que fueron asesinados, que ejercía de enlace entre otras organizaciones delictivas de Guerrero y del vecino estado de Michoacán (oeste).

El cadáver de este preso, apodado "La Naila", fue incendiado la misma noche del viernes por hombres armados que interceptaron su coche fúnebre, bajaron el ataúd y le prendieron fuego.

Guerrero, uno de los estados más pobres del país, se ha convertido también en uno de los más violentos con 2.310 homicidios en 2012 y 1.916 entre enero y noviembre de 2013, según cifras oficiales.

En esta región existe una fuerte presencia del narcotráfico que cultiva marihuana y amapola y utiliza su territorio como zona de tránsito.

Las cárceles mexicanas, muchas de ellas controladas por los propios internos, son escenario de riñas, masacres y fugas masivas que sólo en 2012 dejaron 154 internos fallecidos y 264 evadidos, de acuerdo con un informe reciente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (Ombudsman).

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.