publicidad
21 de noviembre de 2012 • 10:03 PM • actualizado a las 02:26 PM

Allen vuelve a Afganistán tras escándalo por caso Petraeus

John Allen, jefe de las tropas de la OTAN en Afganistán, se vio envuelto en un escándalo de faldas.
Foto: AFP
 

El general John Allen reanudó su trabajo en Afganistán una semana después de que el Pentágono anunciara una investigación por supuestas comunicaciones "inapropiadas" con una mujer vinculada al triángulo amoroso por el que dimitió el exdirector de la CIA, David Petraeus.

Allen, jefe de las tropas de la OTAN en Afganistán, retomó sus actividades este miércoles, según confirmó un portavoz de la Fuerza Internacional de Apoyo a la Seguridad (ISAF), el teniente coronel, Les Carroll, recoge el Washington Post.

El general se encontraba en Washington cuando saltó el escándalo la semana pasada, ya que estaba previsto que testificara ante el comité de Fuerzas Armadas del Senado que iba a evaluar su nominación como comandante aliado supremo en Europa, que ahora ha quedado en suspenso.

Alertado por el FBI, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, ordenó investigar 20.000 y 30.000 páginas de documentos, la mayoría correos electrónicos entre Allen y Jill Kelley, una mujer conocida en los círculos militares de Tampa (Florida) por organizar eventos sociales en su lujosa casa.

Kelley, casada con un reputado médico, fue quien indirectamente destapó la relación extramatrimonial que tuvo el general retirado David Petraeus, con su biógrafa Paula Broadwell, por la que se vio obligado a dimitir como director de la CIA.

Kelley, denunció a un amigo del FBI que había recibido correos electrónicos amenazantes que resultaron provenir de Broadwell, quien celosa por el trato de Kelley - amiga de la familia Petraeus- con el general retirado, le pidió que se apartara de él.

Todavía está por conocerse el contenido de los correos electrónicos que intercambió con el general Allen, también casado, quien ha negado haber actuado incorrectamente.

El general Allen, del Cuerpo de Infantería de Marina, y de 58 años de edad, asumió en julio de 2011 el mando de las fuerzas de Estados Unidos y de la OTAN en Afganistán, como sucesor del general David Petraeus.

Terra/EFE Terra