publicidad
09 de mayo de 2013 • 07:36 AM • actualizado a las 11:54 AM

Paso a paso, cómo cayó el secuestrador de Cleveland

Una jueza de Cleveland decretó este jueves una fianza de ocho millones de dólares para Ariel Castro, acusado del secuestro y violación de las tres jóvenes que estuvieron retenidas en su casa durante una década. Castro fue arrestado el lunes, junto a sus dos hermanos. Pero la pregunta obligada es cómo cayó el presunto secuestrador.

 

Castro fue detenido después de que Amanda Berry, una de las secuestradas,  llamara al 911 cuando el sujeto salió de la casa. Una vez las autoridades llegaron a la vivienda, donde las jóvenes permanecieron escondidas por años, éstas arrojaron pistas que llevaron a su arresto.

Sin embargo, la Policía no ha dicho cómo logró dar con el sospechoso, luego de su huída de la residencia.

Aunque durante años Castro no levantó sospechas. Pero cuando los investigadores llegaron a la casa hallaron cadenas y cuerdas en la casa donde permanecieron cautivas las tres mujeres. El jefe de la policía de Cleveland, Michael McGrath, confirmó que "estuvieron atadas".

El sujeto compareció este jueves brevemente ante un juzgado de Cleveland por primera vez desde que fue detenido, el pasado lunes, por el secuestro de Michelle Knight, de 32 años de edad, Amanda Berry, de 27 años, y Gina DeJesús, de 23 años. Estaba vestido con un mono azul, mantuvo durante toda la vista la cabeza baja y sólo se dirigió en voz queda a su abogada.

A Castro también se le acusó del secuestro de la hija que Berry tuvo durante su cautiverio.

La jueza decretó una fianza de dos millones de dólares por cada uno de los tres casos de secuestro y violación y otros dos millones por el secuestro de la menor.

Junto a Ariel Castro comparecieron los dos hermanos del acusado, Pedro, de 54 años, y Onil, de 50 años, por cargos no relacionados con las acusaciones formuladas contra el primero.

Los dos hermanos fueron detenidos el lunes junto a Ariel pero el miércoles el fiscal del caso, Víctor Pérez, advirtió que no presentaría cargos contra ellos al considerar que no estaban relacionados con el secuestro de las jóvenes.

Pedro y Onil tenían pendientes acusaciones por dos delitos menores relacionados con el consumo de alcohol y drogas en público y fueron puestos en libertad por la jueza.

Durante la vista, ni Pedro ni Onil, que también vestían monos azules, se dirigieron a Ariel, que permaneció de pie a su lado.

"No hay nada que nos lleve a creer que (los hermanos de Ariel Castro) estuvieron involucrados o que tenían conocimiento de esto", dijo el subjefe de policía de Cleveland, Ed Tomba. "Ariel tuvo a todo el mundo en la ignorancia", agregó.

Tomba señaló que las tres mujeres nunca abandonaron la propiedad del acusado hasta que fueron rescatadas la noche del lunes, y se estima que tan solo se les permitió dejar la casa en dos ocasiones, para ir hasta el garaje de la vivienda aunque disfrazadas.

"No estaban en el mismo cuarto, pero se conocían y sabían que las otras estaban ahí", precisó Tomba, sin confirmar versiones de que las cautivas tuvieron múltiples embarazos.

Roberto Diaz, un vecino citado por el diario The Washington Post, afirmó que Ariel Castro había participado de acciones para encontrar a las mujeres desaparecidas, como marchas en su honor y distribución de octavillas.

El tío de Castro, Julio, señaló a su vez que Ariel estaba aislado de la familia tras la muerte de su padre en 2004, año en que Gina fue secuestrada. Amanda había sido raptada un año antes y Michelle dos.

La ex esposa de Castro, Grimilda Figueroa, fallecida el año pasado, había presentado una demanda en 2005 contra Ariel por impedir que sus hijas estuvieran con la madre.

Los documentos judiciales revelan que Grimilda Figueroa resultó en dos ocasiones con la nariz quebrada, costillas rotas, hombros luxados, y que había solicitado al juez "impedir (a Castro) que la amenazara de muerte".

Víctimas se reúnen con sus familias

El miércoles fue una jornada llena de emociones para Amanda Berry y Gina DeJesus, quienes se reencontraron con sus familias, mientras que Michelle Knight permanecía hospitalizada en Cleveland.

"Este es un día feliz y también triste para Amanda porque su madre ya no está", dijo su primo. La madre de Amanda, Louwana Miller, murió en marzo de 2006, "de dolor" por la pérdida de su hija, según sus allegados.

Con el rostro oculto bajo una capucha, Gina DeJesus encontró la casa familiar decorada con una cantidad de globos.

"Me pellizco para creerlo", dijo su madre, Nancy Ruiz. "Este es mi mejor regalo del día de la madre", que se celebra el domingo en Estados Unidos.

La repercusión del caso ha sido muy grande. La primera dama, Michelle Obama, dijo a la cadena NSMBC: "Imaginen primero perder un hijo, luego no saber si está vivo, muerto o herido, mantener la esperanza durante 10 años y finalmente que las plegarias sean escuchadas, es seguramente el mejor regalo para el día de las madres".

La policía reconoció haber ido dos veces a la vivienda de Ariel Castro: en marzo de 2000 por una pelea callejera, y en enero de 2004 debido a que el transportista escolar había olvidado a un niño en un bus. Pero la policía llamó a la puerta del domicilio sin obtener respuesta.

 

AFP Terra