EE.UU.

publicidad
07 de septiembre de 2012 • 09:57 PM • actualizado a las 08:41 AM

Arpaio libra cargos penales pero sigue en líos judiciales

Joe Arpaio enfrenta acusaciones de un grupo de hispanos.
Foto: AP
 

La investigación federal por abuso del poder que se sigue al autoproclamado alguacil más estricto de Estados Unidos habrá concluido sin cargos penales, aunque distan de haber terminado los problemas judiciales para el jefe de la policía del condado de Maricopa, Joe Arpaio.

 What is Your Idea for a Better Country?

El caso civil que presentó un grupo reducido de hispanos, que acusa a la oficina de Arpaio de etiquetarlos con criterios raciales y en forma sistemática, aguarda el veredicto de un juez federal con sede en Arizona.

El Departamento de Justicia federal también demandó al alguacil por supuestas faltas constitucionales, como practicar etiquetamiento racial, adoptar represalias contra detractores de Arpaio, castigar a presos hispanos con escasos conocimientos de inglés porque hablan español y no investigar debidamente un gran número de denuncias que implican delitos sexuales. No se ha fijado fecha para el inicio del juicio este caso.

El Departamento de Justicia anunció la noche del viernes que no presentará cargos penales por abuso del poder contra el alguacil o la oficina de éste, ni contra el principal fiscal del condado de Maricopa, Andrew Thomas, ni la colaboradora de alto rango del anterior, Lisa Aubuchon.

Thomas y Aubuchon fueron inhabilitados a principios de año por la Corte Suprema estatal después de que una comisión de ética decidió que ambos habían presentado en diciembre de 2009 cargos penales contra dos funcionarios y un juez del condado con el único propósito de ponerlos en aprietos. El equipo anticorrupción pública —ya cerrado— de Arpaio había investigado los casos en contra de estas tres personas.

Thomas fue mucho tiempo aliado de Arpaio.

Las autoridades investigaban a Arpaio por la participación de éste en casos fallidos de corrupción pública presentados contra funcionarios que estaban en desacuerdo con él. El alguacil presentó en 2009 los casos contra un juez y dos funcionarios del condado en tanto que Thomas fue el fiscal.

Las autoridades federales también dijeron el viernes que han decidido no presentar acusaciones por asuntos relacionados a un presunto mal uso de tarjetas de crédito del condado por parte de autoridades de la oficina del alguacil, supuesta malversación de recursos para mejoras en las prisiones y otros aspectos.

Las investigaciones del FBI y fiscales federales contra Arpaio, Thomas y otras agencias han durado años desde que dieron inicio durante la presidencia de George W. Bush, aunque Arpaio, correligionario republicano del otrora mandatario, había dicho entonces que las pesquisas en su contra tenían motivos políticos.

"Si yo cometí algo indebido habría acusaciones formales contra mí en todas partes", señaló Arpaio en una conferencia de prensa convocada en la noche del viernes.

Arpaio, de 80 años, buscará en noviembre la reelección para un sexto periodo y su campaña cuenta con recursos millonarios para repeler a los dos contrincantes que aspiran a quitarle el puesto.

Terra Terra Terra/AP