EE.UU.

publicidad
27 de enero de 2013 • 07:07 PM

Barack Obama rinde tributo a víctimas del Holocausto

Estados Unidos, junto al resto de la comunidad internacional, está decidido a interponerse frente a cualquier tirano o dictador que cometa crímenes contra la Humanidad, y permanecer firme al principio de Nunca Más", señaló Obama.
Foto: AP
 

El presidente de EE.UU., Barack Obama, rindió tributo hoy a los seis millones de judíos y "otros millones de víctimas inocentes" que perecieron en el Holocausto, y expresó el compromiso de EE.UU. de combatir a "cualquier tirano o dictador que cometa crímenes contra la Humanidad".

En una declaración escrita emitida por la Casa Blanca, el mandatario se sumó a la conmemoración, hoy día 27, del "Día Internacional de Recordación del Holocausto", para honrar la memoria de los seis millones de judíos y "otros millones de víctimas inocentes" que perecieron en el Holocausto hace más de 60 años.

"Aunque este es un momento para el duelo y la reflexión, también es el momento de la acción. En este día, recordamos el valor, el espíritu y determinación de aquellos que resistieron con heroísmo a los nazis, dando ejemplo de lo mejor de la Humanidad", dijo Obama.

"Al igual que esos valientes individuos, debemos comprometernos a resistir el odio y la persecución en todas sus formas. Estados Unidos, junto al resto de la comunidad internacional, está decidido a interponerse frente a cualquier tirano o dictador que cometa crímenes contra la Humanidad, y permanecer firme al principio de 'Nunca más'", afirmó el mandatario.

El mandatario señaló que quienes experimentaron los horrores del traslado en vagones de ganado, los guetos y los campos de concentración durante el Holocausto, "fueron testigos de lo peor de la humanidad y conocen demasiado bien el dolor de perder a seres queridos debido a violencia sin sentido".

Según Obama, el mantenerse vigilantes contra quienes buscan "perpetrar la violencia y el asesinato" es otra forma de "honrar a quienes perdimos durante uno de los períodos más oscuros de la historia humana" y, a la vez, "mantener viva su memoria por generaciones venideras".

En sus declaraciones, Obama no señaló a ningún acto de represión en la actualidad pero, según observadores, durante su segundo mandato afronta varios retos en el frente internacional, incluyendo los abusos a los derechos humanos en Siria, donde más de 60.000 personas han muerto y millones han sido víctimas del desplazamiento interno desde que estalló el conflicto armado en marzo de 2011.

EFE Terra