publicidad
09 de diciembre de 2012 • 06:44 PM

Boricuas en Nueva York marchan por la paz en la isla

La semana pasada Ricky Martin se unió a las personas que han expresado su malestar por el asesinato del profesional.
Foto: Getty Images
 

Un grupo de boricuas en Nueva York marchó por la paz en la isla este fin de semana en rechazo a la violecia que recientemente le arrebató la vida al publicista José Enrique Gómez Saladín.  Al reclamo se unieron otros puertorriqueños alrededor del mundo, según informó el diario Primera Hora.

Los manifestantes se encontraron frente al  Sheridan Square en Manhattan y allí ofrecieorn un minuto de silencio por las víctimas de la ola de violencia mientras cargaban velas.

El movimento se formó tras un llamado a través de las redes sociales, debido a la indignación por el crimen de Gómez Saladín, quien fue asesinado el pasado 30 de noviembre presuntamente por cuatro jóvenes que luego de golpearlo le prendieron fuego. El caso ha generado gran polémica porque los testimonios de los pesuntos asesinos indican que el publicista solicitó servicios sexuales a una de las mujeres acusadas en el caso y que no se trató de un asalto aislado, pero las autoridades aún tratan de escalerecer lo sucedido.

A Gómez Saladín se le obligó a retirar 500 dólares de un cajero automático.

El diario El Nuevo Día relata que Gómez Saladín suplicó a los criminales por su vida antes de ser rociado con gasolina y golpeado hasta la muerte, para lo que sus asesinos se valieron de una llave inglesa y tubos metálicos.

El testimonio de Torres que recoge El Nuevo Día destaca que todo comenzó en la noche del jueves pasado cuando los implicados se reunieron en casa de Torres con Lenisse Aponte Aponte, alias "La prieta", Alejandra Berríos Cotto "Nana" y Rubén Delgado Ortiz, a los que dijo que necesitaba dinero para pagar el alquiler de su apartamento.

Los cuatro se dirigieron a un área de prostitución de Caguas donde, según parece, fueron recogidos por el publicista, al que tras golpear arrebataron el control de su automóvil y condujeron a un punto del municipio de Cayey,cercano al antiguo complejo penal de Guavate.

“Yo creo que José es la gota que colma la copa y decimos basta ya de tanta violencia”, expresó el maquillador puertorriqueño Karlo Karlo, que reside en Nueva York hace dos décadas y quien organizó el evento. Para el maquillista los demás críminenes ocurridos en Puerto Rico son igualmente importantes, pero este caso ha llevado a muchos a reflexionar y darse de cuenta de la gravedad del problema de violencia.

“No podemos sacar a un lado que porque José era publicista, eso aumenta la visibilidad (de su caso) y la noticia, pero como yo me sentí cuando me enteré del caso de José fue como esta angustia y este dolor. Y yo decía '¿pero por qué yo siento un dolor tan profundo en este momento?'. Y me vino a la mente todas las personas que hemos perdido antes”, relató el maquillador, quien también organizó una vigilia en Nueva York tras el asesinato del joven homosexual Jorge Steven López Mercado en el 2009.

La semana pasada Ricky Martin se unió a las personas que han expresado su malestar por el asesinato del profesional.

El cantante colocó en su cuenta de Twitter y en Facebook una foto sujetando un cartel que dice textualmente "Todos somos José Enrique", una campaña que se ha difundido a través de las redes sociales.

Terra