EE.UU.

publicidad
11 de mayo de 2013 • 11:12 PM

Caso Cleveland: una cámara de torturas tenía Castro en casa

A medida que avanza la investigación sobre Ariel Castro, salen a la luz detalles esspantosos en torno a este caso.

El supuesto autor del secuestro, conductor de autobús retirado que mantuvo secuestradas a tres jóvenes por diez años, podría ser condenado a muerte. El fiscal Timoty McGinty dijo que Castro tenía en su vivienda una cámara de torturas.

Golpizas, violaciones, forzados abortos, maltrato físico y pasicológico, entre otros, forman parte del menú de torturas a las que fueron sometidas las chicas en la casa de los tres hermanos. Los horrores de su estadía en Ohío durante una década comienzan a aflorar, a medida que avanza el testimonio de Castro y de casa una de las mujeres.

"El secuestrador operaba una cámara de torturas y prisión privada en el corazón de la ciudad," explicó a diferentes medios de comunicación McGinty. "La horrible brutalidad y la tortura que sufrieron las víctimas durante una década va más allá de la comprensión humana", cpmpletó, según publicación de CNN en español.

Fiscal pedirá pena de muerte para secuestrador de ClevelandHaz clic para ver el video en Terra TV
Fiscal pedirá pena de muerte para secuestrador de Cleveland

Ariel Castro estuvo ante la corte el jueves, le acusaban de cuatro cargos de secuestro y tres de violación. La juez Lauren Moore le inpuso una fianza de ocho millones de dólares, dos por cada una de las retenidas, ya que aparte de las tres jóvenes secuestradas, estaba la hija que él mismo engendró con una de ellas.

El fiscal superior del condado de Cuyahoga, Ohio, comunicó que presentaría más cargos – "por cada acto de violencia sexual ... cada día del secuestro, cada asalto criminal y todos sus intentos de asesinato", detalla la página web de CNN.

FBI analiza el ADN de Ariel Castro en otros casos de secuestroHaz clic para ver el video en Terra TV
FBI analiza el ADN de Ariel Castro en otros casos de secuestro

McGinty dijo que iba a tratar de convencer al jurado de que acusara a Castro, de 52 años, por "homicidio grave" por haber hecho abortar a sus cautivas. Hizo referencia a una ley estatal que permite que una persona pueda ser acusada de asesinato – una condena que podría llevar a la pena de muerte en Ohio – por matar niños no nacidos.

CNN ofreció un informe en el que explica que Michelle Knight dijo que quedó embarazada por lo menos cinco veces. Contó a los investigadores que Castro no le daba de comer y golpeaba su estómago hasta que perdía a los bebés.

Aún no se tiene conocimiento de cuántas veces más quedaron embarazadas las otras damas y si también fueron obligadas a tener abortos. Una de ellas, Amanda Berry, tuvo una niña durante el secuestro y Michelle Knight fue quien le asistió el parto, en una piscina de plástico, y amenazada por Castro de que le mataría si el bebé moría.

La madre de Castro no sale de su asombro, hacía el intento por entender el horror que su hijo causó. "Tengo un hijo enfermo que ha hecho algo terrible", dijo a Univision y Telemundo. "Estoy sufriendo mucho pido perdón a las madres. Por favor que esas chicas me perdonen", completó, según la publicación de CNN.

Agencias Terra