EE.UU.

publicidad
11 de septiembre de 2013 • 08:30 PM

Comienza la cuenta atrás para el hondureño condenado a muerte en Texas

 

El Departamento de Justicia Penal en Texas anunció hoy que el hondureño Edgardo Cubas será ejecutado el 16 de enero de 2014, mientras se agilizan las apelaciones en cortes estatales y federales.

Portavoces de la oficina de Justicia Penal informaron a EFE que los preparativos para la ejecución comenzarán a mediados de diciembre, cuando el reo será llamado para firmar documentos y decidir si quiere dejar algún testamento de sus pertenencias y disponer a quién le será entregado su cuerpo.

Esta es la primera ocasión que a Cubas se le fija una fecha de ejecución, por lo que es posible que tenga numerosas apelaciones a las que podrán recurrir sus abogados, comentaron los portavoces.

Edgardo Cubas fue sentenciado a muerte en 2004 por el secuestro y asesinato de la adolescente de 15 años Esmeralda Alvarado, en Houston, Texas.

Tanto Cubas como el Salvadoreño Walter Alexander Sorto y Eduardo Navarro fueron investigados en 2003 por la violación y asesinato de Roxana Capulín de 24 años, Teresa Rangel, de 38, y de Esmeralda Alvarado, cometidos en el área este de Houston.

Cubas fue responsabilizado por el asesinato de Alvarado, en tanto que Sorto de los de Capulin y Rangel, secuestradas en el exterior de un restaurante en el que trabajaban, en junio del 2002.

También se relaciona a los tres hombres con la desaparición de la adolescente de 13 años Laura Ayala, quien fue secuestrada en marzo 10 del 2002, cuando se dirigía desde su departamento a una tienda cercana a comprar un periódico para un proyecto de la escuela a la que asistía.

Por la desaparición de esta joven sin embargo no han sido procesados.

De acuerdo a sus expedientes, tanto Cubas como Sorto actuaban juntos, secuestraban a las jóvenes y las llevaban a lugares deshabitados, en donde tomaban turnos para abusar de ellas sexualmente y luego las asesinaban.

En febrero del presente año, la Corte Suprema de Justicia rechazo la revisión del caso de Cubas sin explicaciones, abriendo así el camino al condado de Houston para imponer una fecha de ejecución.

Uno de los argumentos de la defensa de Cubas es la violación a la Notificación Consular, y sostienen que el condenado a muerte no fue notificado en su derecho a contactar con representantes del consulado de su país en la ciudad.

Sin embargo, la fiscalía asegura que después del arresto del hondureño, el consulado y los medios fueron avisados de que éste sería procesado por asesinato capital.

De llevarse a cabo la ejecución de Cubas, este sería el segundo hondureño en recibir la inyección letal en el estado de Texas en la presente década.

Actualmente, el estado de Texas tiene ya programadas otras seis ejecuciones para el presente año, y tres más para el 2014, entre las cuales se cuentan la de Cubas, la del hispano de El Paso Rigoberto Avila y la de Suzzane Basso.

Durante el presente año fiscal el estado de Texas ha llevado a cabo 11 ejecuciones, entre ellas la de un hispano.

La próxima ejecución, programada para el 19 de septiembre, es la del hispano Robert Garza.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.