10 eventos en vivo

Cómo el gobierno de EE.UU. espía emails y llamadas

Luego de la revelación de un ex trabajador de la CIA sobre programas de vigilancia de las comunicaciones implementados por Estados Unidos, la gran pregunta es cómo el gobierno de Barack Obama espía a estadounidenses y extranjeros a través de sus llamadas telefónicas o correos electrónicos.

10 jun 2013
10h36
actualizado a las 11h18
  • separator
  • comentarios

Las filtraciones hechas por Edward Snowden y publicadas por The Washington Post y The Guardian revelaron la existencia del PRISM, de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), que es un programa para recopilar rastros dejados en internet por personas fuera de Estados Unidos.

El trabajo de la NSA consiste en utilizar las supercomputadoras más avanzadas del mundo y posiblemente los sitios de almacenamiento de bases de datos más grandes del planeta para analizar y depurar enormes cantidades de datos.

Polémica en EE.UU. por presunto espionaje digital

Los decodificadores en la Agencia Nacional de Seguridad (NSA por sus siglas en inglés), con sede en Fort Meade, Maryland, utilizan software para buscar palabras clave en los correos electrónicos o patrones en los números de teléfono que podrían vincular blancos terroristas conocidos con nuevos posibles sospechosos.

Entregan esa información a las 16 agencias de inteligencia de Estados Unidos y a autoridades policiales, dependiendo de quién tenga acceso a qué tipo de información, con lo cual actúan como portero y, dicen, como guardián de las libertades civiles de la nación, así como de su seguridad.

De acuerdo con su página web, la NSA no tiene autorización para espiar a los estadounidenses. Se supone que su misión es utilizar tecnología formidable para "recabar información que los adversarios de Estados Unidos quisieran mantener en secreto", y "evitar que información y sistemas vitales de seguridad nacional de Estados Unidos sean robados o dañados por otros", además de permitir "la guerra en las redes, una operación militar" que incluye ciberoperaciones ofensivas contra adversarios de Estados Unidos.

Así opera el PRISM

Según el documento publicado por The Guardian , desde 2007 Microsoft está dentro del programa de espionaje con su servicio de correo Hotmail (ahora Outlook). Luego, en 2008, se sumó Yahoo y en 2009 Google, ambos con servicio de correo.

Según PRISM , la búsqueda que realizan de los usuarios y el resto de informaciones personales se podrían vigilar sin conocimiento y consentimiento de las compañías. Sin este programa secreto, haría falta una orden judicial del emisor y receptor del mensaje de manera individualizada.

Además, entre los servicios susceptibles de haber sido investigados por el gobierno, se encuentran Talk, AOL o Pal Talk (que tuvo protagonismo en la Primavera Árabe y la guerra en Siria).

Según el documento, la obtención de información en servicios como Skype aumentaron en 2012 un 248% debido al "crecimiento exponencial". Las fotografías y videos en redes sociales son otros de los elementos bajo la lupa que 'The Washington Post' añadió a la lista de 'The Guardian'.

En cuanto a llamadas de voz, el control de las comunicaciones por VoIP se suma al acceso indiscriminado durante tres meses a los datos de las llamadas (destinanatarios, duración y localización, pero no contenido) de millones de personas con móviles de la compañía Verizon.

Con respecto a datos almacenados en servidores, el documento sobre PRISM afirma que está en proceso ampliar el programa a Dropbox y otros servicios de almacenamiento "en la nube".

Este escándalo que rodea al presidente Obama recuerda a las cuestionadas prácticas del gobierno de George W. Bush. Sin embargo, Obama ha recibido un gran respaldo político, incluso de la oposición, que justifica el programa de espionaje como parte de la lucha contra el terrorismo.

"El Gobierno de Estados Unidos no obtiene de manera unilateral la información de los servidores de proveedores de servicios de comunicación electrónica estadunidenses. Este tipo de información se obtiene con la aprobación del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) y con el conocimiento del proveedor", de acuerdo a un comunicado emitido por el director de Inteligencia Nacional, James Clapper.

PRISM es en realidad "un sistema informático interno del gobierno" utilizado para "facilitar" la gestión del Ejecutivo de la información que recopila del servicio de proveedores, según el documento de Inteligencia.

Agencias Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad