EE.UU.

publicidad
30 de agosto de 2012 • 09:54 PM • actualizado a las 07:26 AM

Corte rechaza ley de Texas de identificación para votar

Hispanos acuden a votar en una casilla de San Antonio, Texas, en las elecciones del 2004.
Foto: AP
 

Un punto a favor de los inmigrantes en Estados Unidos se escribió este jueves con miras a las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre.

Una dura ley en Texas que les exige a las personas presentar una identificación con fotografía a la hora de votar discrimina a hispanos y afroamericanos de bajos ingresos, dictaminó el jueves una corte federal.

What is Your Idea for a Better Country?

El fallo evita que la norma, aclamada por conservadores, sea aplicada en las elecciones venideras de noviembre, lo que genera el escenario para un potencial enfrentamiento en la Corte Suprema de Estados Unidos.

En Washington, un panel de tres jueces dictaminó de manera unánime que la ley de 2011 impone "cargas estrictas e imperdonables a los pobres" e hizo notar que es más probable en Texas que las minorías raciales vivan en pobreza.

Esta fue la segunda derrota importante para Texas en tres días ante una corte, después de que otro panel de tres jueces en Washington falló el martes que la legislatura texana, predominantemente republicana, no logró evitar "efectos discriminatorios" a la hora de distribuir los nuevos distritos electorales del estado para el Congreso federal y el Senado estatal.

"En cuestión de dos días, el estado de Texas ha ventilado su ropa sucia en todo el escenario nacional", dijo el representante demócrata del estado Trey Martínez Fischer, presidente del Grupo Legislativo Mexicoamericano de la Cámara de Representantes de Texas. "Esto se encarga de los despreciables asuntos de discriminación y supresión de votantes; estas son cosas de las que no estamos orgullosos".

La decisión sobre la identificación con fotografía para votar podría sentar un precedente para próximas impugnaciones legales a leyes similares en otros estados. La ley de identificación para votar con fotografía de Carolina del Sur está a consideración del mismo tribunal federal esta semana. En ese caso se espera el resultado antes de la elección de noviembre.

El fallo sobre Texas aborda un tema político polémico: un esfuerzo, en buena medida emprendido por gubernaturas y legislaturas controladas por el Partido Republicano, por imponer requisitos estrictos de identificación para los votantes. Pero los demócratas dijeron que el fraude en las casillas es prácticamente inexistente y que los republicanos tratan de privar del derecho al voto a las minorías, a los pobres y a los universitarios, todos ellos grupos que tienden a votar por los demócratas.

El fiscal general de Texas, Greg Abbott, dijo que apelará ante la Corte Suprema de Estados Unidos, "donde confiamos en que prevaleceremos". En declaraciones para The Associated Press, agregó que ahora no hay tiempo suficiente para rescatar la ley para las elecciones de noviembre.

"Hoy, los jueces federales revirtieron la voluntad del pueblo de Texas",

dijo el gobernador republicano Rick Perry.

Perry no hizo referencia a ejemplos específicos, pero Texas presentó testigos durante el caso ante la corte en julio que testificaron que ya sea que ellos han escuchado hablar sobre un fraude o han hablado con electores preocupados al respecto.

Agencias Terra