EE.UU.

publicidad
09 de abril de 2013 • 12:45 PM • actualizado el 11 de abril de 2013 a las 11:36 AM

'Dreamer' tiene estancados sus sueños de ser abogado

La representante de Florida, Kathy Castor, ha apoyado a José Manuel Godinez-Samperio durante el proceso.
Foto: Facebook
 

José Manuel Godinez-Samperio se graduó de la Facultad de Leyes en 2011 pero aunque ya ha pasado más de un año desde entonces, no ha podido ejercer su profesión. Aunque actualmente tiene una visa temporal para permanecer y trabajar en el país, gracias a la Acción Diferida, firmada por el presidente Barack Obama,  al momento de su graduación era indocumentado.

Godinez-Samperio pasó el examen de la Junta Examinadora de Florida el mismo año que se graduó, pero no pudo obtener la licencia de abogado por su situación legal y su caso se volvió público, luego de que la Junta abriera un recurso ante la Corte Suprema del Estado pidiendo una opinión sobre si el joven podía ejercer al ser indocumentado o no.

Hoy, la historia es otra. Godinez-Samperio tiene permiso para vivir en el país, pero sus sueños se encuentran estancados porque no puede trabajar por una  “petición de la Junta Examinadora que él mismo no entiende”, según dijo en conversación con Terra.

Godinez-Samperio, quien se limitó a comentar lo que su abogado Talbot D'Alemberte le permitió,  llegó desde México a Estados Unidos en 1995 con sus padres. Tenía solo nueve años cuando entró con una visa de turista y sus padres decidieron quedarse para alcanzar el "sueño americano".

México estaba pasando por una crisis económica terrible y había que decidir si regresábamos o si comíamos aunque nos quedáramos como  indocumentados”, recordó. Se trata de una historia similar que comparten 2.1 millones de jóvenes en Estados Unidos.

La semana pasada, la agencia de noticias AP publicó por error que la Corte le había negado el permiso para ejercer como abogado, pero esto era falso. “La Corte aún no ha emitido una opinión”, sostuvo.

El malentendido surgió porque la Junta Examinadora le pidió a la Corte que emitiera una opinión general sobre si era posible que un indocumentado ejerciera como abogado, pero aún no ha habido respuesta, explicó el joven graduado de leyes a este medio.

Aunque dijo que ha percibido que, “la Corte está de parte de la Junta Examinadora”. Pero para este soñador la opinión de la Corte es innecesaria en este punto, pues el permiso de trabajo está aprobado y confía en que solo sea cuestión de esperar que finalice el trámite legal para que pueda convertirse en abogado.

Y  es que independientemente de su estatus legal ningún abogado en Florida puede ejercer sin una licencia otorgada por la Junta Examinadora.

Además, cree que la Junta no debe actuar como agente de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) o funcionarios del Departamento de Justicia.

Su interés en la Justicia

Tras finalizar los estudios secundarios en 2004, Godinez-Samperio ingresó al New College of Florida, en Sarasota, donde fue admitido en la Facultad  de Leyes de la Universidad Estatal de Florida.

Su interés en la abogacía estuvo entre sus planes desde muy joven. “Cuando tenía 17 años le dije a una administradora de la escuela que quería cambiar las cosas, que quería estar en el Congreso y me recomendó hacer una carrera en abogacía'.

“Mi licenciatura fue en antropología, pero cuando me gradué me di cuenta que no era posible continuar estudios en ese rubro porque muchos de los programas académicos exigían que viajara al extranjero y yo no podía salir. Ahí fue cuando recordé las palabras de mi consejera y decidí estudiar leyes”, explicó el abogado de 26 años.

La reforma migratoria

Godinez-Samperio le dijo a Terra que con la aprobación de una reforma migratoria finalizaría las trabas para él y los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

“Creo que la reforma migratoria va a ser aprobada, yo tengo mucha fe en el movimiento de la gente. Hay mucho movimiento de la ciudadanía en todas partes del país y los políticos tienen que contestar esas presiones. No pueden seguir ignorando a nuestra gente”, sostuvo.

Godinez-Samperio lleva más de una década luchando por los derechos de los indocumentados, especialmente de los ‘dreamers’ y forma parte de la organización United We Dream-Tampa Bay. Este soñador criticó “la falta de liderazgo de Marco Rubio” y dijo que “no se ha mantenido firme en el tema”.

En enero, Rubio, en una columna en respuesta a las propuestas migratorias del presidente Barack Obama expresó que “los indocumentado tampoco son víctimas”.

“La mayoría de personas que está indocumentada no son criminales peligrosos, pero tampoco son víctimas. Sabiéndolo, violaron nuestras leyes de inmigración y no tienen derecho legal para permanecer aquí. Pero también son seres humanos, que tomaron esas decisiones en búsqueda de un sueño que reconoceríamos como el sueño americano”, sostuvo. Sin embargo, Rubio apoya la reforma migratoria y delineó un plan sobre qué debe incluir el proyecto.

“Debemos encontrar una manera pese a las discrepancias intra-partidistas para aprobar una reforma significativa, que debe incluir una vía a la naturalización para los 11 millones de inmigrantes indocumentados que residen en Estados Unidos”, señaló.

“También, ya no podemos tener un sistema que sólo permita entrar aproximadamente a 6.5 por ciento de nuestros inmigrantes en base a conocimientos. Necesitamos programas de visas para atraer y retener a más empresarios, inversionistas y trabajadores altamente calificados en los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. No tiene sentido educar y capacitar a estos talentosos individuos en nuestras universidades y luego enviarlos de regreso a sus países”, sostuvo el senador en enero.

Los ocho senadores que redactan el proyecto de ley integral de inmigración esperan terminar su trabajo esta semana. Esta es la fase final de cara a la votación.

Sin embargo, aunque Godinez-Samperio, como muchos soñadores, tiene sus esperanzas puestas en este proyecto; no hay que olvidar que en 2007 un acuerdo migratorio se vino a abajo por disputas políticas.

Godinez-Samperio espera que “la retórica se traduzca en acciones” y confía en que la reforma migratoria se apruebe antes de fin de mes.

Terra