publicidad
20 de febrero de 2013 • 11:41 PM

EE.UU: Mayoría cree que indocumentados deben ser deportados

El sondeo a través de internet muestra la resistencia a flexibilizar las leyes de inmigración, a pesar de la mayor campaña por realizar una reforma en el Congreso desde el 2007.
Foto: AFP
 

Más de la mitad de los estadounidenses cree que la mayoría o el total de los 11 millones de inmigrantes ilegales en el país deberían ser deportados, según un sondeo de Reuters/Ipsos divulgado este miércoles que subraya los problemas que enfrentan los legisladores que tratan de reformar el sistema inmigratorio.

El sondeo a través de internet muestra la resistencia a flexibilizar las leyes de inmigración, a pesar de la mayor campaña por realizar una reforma en el Congreso desde el 2007.

Un 30 por ciento de los consultados cree que la mayoría de los inmigrantes ilegales, con algunas excepciones, debería ser deportado, mientras que un 23 por ciento cree que todos los inmigrantes ilegales deberían ser deportados.

Sólo un 5 por ciento piensa que debería permitirse que todos los inmigrantes ilegales permanezcan en Estados Unidos de forma legal, y un 31 por ciento quiere que la mayoría de los inmigrantes ilegales se quede.

Los resultados están en línea con otros sondeos de los últimos años, lo que sugiere que la postura de las personas sobre la inmigración no ha cambiado dramáticamente desde que se reinició el debate sobre el tema en el Congreso el mes pasado, según la encuestadora de Ipsos Julia Clark.

"No son las visiones de los estadounidenses las que están cambiando. Es que el clima político es el adecuado para esta discusión", después de la elección de noviembre, cuando los hispanos votaron en una abrumadora mayoría a favor del presidente demócrata Barack Obama, dijo Clark.

"Los demócratas sienten que es el momento correcto para capitalizar sus victorias y los republicanos sienten que sufrieron un duro golpe y están ansiosos por acercarse a los hispanos", agregó.

Los sondeos muestran que la mayoría de los estadounidenses quieren una reforma al sistema de inmigración, aunque suelen tener diferentes ideas de qué significa eso, algunos están a favor de leyes más flexibles, mientras que otros quieren una mayor seguridad en la frontera.

Un grupo de ocho senadores estadounidenses está trabajando en un acuerdo bipartidista para realizar una reforma al sistema de inmigración, el primer gran intento desde que un proyecto similar murió en el Congreso hace seis años.

La propuesta de los senadores solicita una vía a la plena ciudadanía para los inmigrantes ilegales una vez que paguen los impuestos adeudados y una multa, y que esperen su momento después de otros que están postulando a la ciudadanía.

Un plan de Obama incluye disposiciones similares, pero los senadores quieren que cualquier paso hacia leyes de inmigración más flexibles dependa de fortalecer la seguridad en la frontera sur.

La actitud frente a la inmigración está polarizada según la afiliación política, según otro sondeo Reuters/Ipsos. Un 75 por ciento de los republicanos consultados cree que todos o la mayoría de los inmigrantes ilegales debería ser deportado, comparado con el 40 por ciento de los demócratas que opinan lo mismo.

El sondeo Reuters/Ipsos fue realizado desde el viernes al martes y consultó a 1.443 estadounidenses mayores de 18 años.

La precisión del sondeo en línea de Reuters/Ipsos se mide utilizando un intervalo de credibilidad. En este sondeo, el intervalo de credibilidad es de más o menos 2,9 puntos porcentuales.

Reuters Terra