EE.UU.

publicidad
05 de octubre de 2012 • 11:03 AM • actualizado a las 04:01 PM

El desempleo en EEUU baja al 7,8% pero para Romney es de 11%

En esta foto del lunes 17 de septiembre de 2012, un grupo de solicitantes de empleo espera a la entrada de una feria en Fort Lauderdale, Florida.
Foto: Lynne Sladky, archivo / AP
 

El desempleo en Estados Unidos bajó en septiembre al 7,8%, su primera caída a menos de 8% en 44 meses, lo que daría al presidente Barack Obama un impulso necesario a un mes de las elecciones.

What is Your Idea for a Better Country?

Entre los hispanos, la cifra se mantuvo casi sin cambios en 9,9%, de acuerdo con estadísticas del Departamento de Trabajo. Los hispanos, con 23 millones de personas, representaban el 15% de la mano de obra en 2010, cifra que el Departamento prevé aumentará al 18% para el 2018.

La tasa de desocupación cayó respecto de 8,1%, porque el número de personas que dijeron tener empleo subió en 873.000, una señal alentadora en una economía que todavía tiene problemas para generar plazas de trabajo.

El número de estadounidenses desempleados es ahora de 12,1 millones, el menor desde enero de 2009.

El Departamento indicó que el sector privado creó 114.000 empleos en septiembre. Añadió que la economía generó en julio y agosto 86.000 empleos más que los estimados originalmente.

Empero, muchos de los puestos de trabajo creados el mes pasado fueron a tiempo parcial y el número de personas que laboran en esa condición pero desearían hacerlo a tiempo completo subió un 7,5%, a 8,6 millones, la mayor cifra desde febrero de 2009.

Incidió también en la nueva estadística el hecho de que muchos adultos desalentados han dejado de buscar empleo, y otros trabajan a tiempo parcial ante la falta de mejores oportunidades. La tasa de subempleo es de 14,7%.

Los salarios subieron en septiembre y más gente comenzó a buscar trabajo.

Según las cifras revisadas, la patronal creó 146.000 empleos mensuales de julio a fines de septiembre, frente a los 67.000 de los tres meses anteriores. En agosto el paro era del 8,1%, igual que en enero del 2009 cuando llegó a la casa Blanca el presidente Barack Obama.

En los meses posteriores a la juramentación de Obama, el índice subió marcadamente y había superado el 8% durante 43 meses en fila.

La mitigación del desempleo llega en un momento crítico para Obama, que viene de un débil desempeño en el debate de esta semana contra su rival republicano Mitt Romney.

El reporte de empleo en septiembre sería el último con influencia sobre los votantes indecisos. El informe de octubre se presentará sólo cuatro días antes de las elecciones, previstas para el 6 de noviembre.

El viernes, en Fairfax, Virginia, Obama dijo que el índice más bajo de desocupación pone de manifiesto que el "país ha avanzado mucho en su recuperación".

Romney emitió un comunicado sobre las cifras de empleo. Destacó que el sector de la manufactura ha perdido 600.000 plazas desde que Obama asumió el cargo.

"Una verdadera recuperación no se parecería a esto", manifestó Romney menos de una hora después de la difusión de los datos. Para el candidato republicano, el desempleo sería del 11% y la baja se debería a que mucha gente se cansó de buscar empleo.

Pero Sal Guatieri, economista de BMO Capital Markets, dijo que el reporte sugiere una mejoría.

"Es un informe laboral generalmente mejor y sugiere que la economía ha empezado a cobrar bríos", dijo Guatieri, en una nota enviada a sus clientes. "La apreciable baja en la tasa del paro podría mejorar las posibilidades de relección del presidente tras su retroceso del debate".

La bolsa subió tras el anuncio.

El mercado laboral ha mejorado lentamente, con la creación de empleo en 24 meses consecutivos. Hay ahora 325.000 empleos más que cuando Obama llegó a la Casa Blanca.

En septiembre el número de personas que dijeron haber encontrado trabajo subió a 873.000 y aumentó igualmente el tamaño de la fuerza laboral, lo que redujo el número oficial de parados a 12,1 millones, el más bajo desde enero del 2009.

Las estadísticas fueron recopiladas mediante sondeos entre 60.000 hogares. El gobierno suele realizar además un sondeo adicional entre 140.000 empresas.

La mejora de septiembre fue encabezada por el sector de la sanidad, con 44.000 empleos, la mejor actuación desde febrero. Empero, el gobierno creó otros 63.000 funcionarios nuevos en julio y agosto.

Terra