EE.UU.

publicidad
15 de junio de 2012 • 11:30 AM • actualizado el 18 de junio de 2012 a las 10:06 AM

'El diablo existe y es muy real', dice experto en exorcismo

Un hombre supuestamente poseído por el demonio, es sujeto a un ritual de excorcismo en una iglesia evangélica en la Ciudad de México.
Foto: Getty Images
 

La práctica del exorcismo está creciendo, no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo. Hace diez años, la Iglesia Católica tenía un solo sacerdote dedicado a esta centenaria práctica. Hoy existen diez.. Otras religiones se están dedicando a sacar el demonio de las almas de los poseídos, no solo aquí sino en otros países.

'El diablo existe y es muy real, más que nunca', dice el doctor Graham H. Twelftree, profesor distinguido de Nuevo Testamento en la Facultad de Divinidad de Regent University en Virginia Beach, Virginia.

En diálogo con Terra, el experto habló sobre el exorcismo y resaltó que su práctica se realiza con más asiduidad en Africa y América Latina que en Estados Unidos.

'Se habla mucho más del tema que hace 20 o 30 años y varía de país en país. En algunos casos, esta práctica es vista como obsoleta debido a los avances en la medicima y la psicología en relación con la salud mental de las personas. Pero en muchas tradiciones es una manera muy válida de enfrentar estos problemas', dijo el doctor a Terra.

Y en este contexto, Twelftree dijo que ha crecido el interés en estudiar al Cristo histórico, el que caminó sobre la Tierra hace más de 2000 años.

'Jesucristo dedicó la mayor parte de su tiempo a la expulsión de demonios, lo que luego lo llevó a impartir enseñanzas. El Libro de Marcos refleja esto ya que muestra que de todas las cosas que Cristo hizo, el exorcismo fue lo más nombrado. Jesús tuvo que hacer los exorcismos y luego, enseñarlos'.

En la fe Católica, el exorcismo es un ritual que puede llevar horas realizarlo. Se preparan textos bíblicos, se bendicen imágenes y crucifijos y cuando se enfrenta al ser poseído, se inicia el ritual con la lectura de pasajes bíblicos, ordenándole al demonio a salir del alma del poseído, siguiendo un ritual llamado 'De Exorcismus et supplicationibus quibusdam', cuya revisión fue aprobada en 1998 por el Papa Juan Pablo II.

Las personas a veces experimentan movimientos bruscos, suelen hablar en lenguas desconocidas y blasfeman a la gente a su alrededor.

El año pasado pasado, el arzobispo de Calcuta, India, Henry Sebastián D'Souza, anunció que la propia Madre Teresa le pidió a un sacerdote que le practicara un exorcismo ya que sentía que estaba siendo atacada por un demonio.

Hasta se dice que el Papa Juan Pablo II practicó un exorcismo durante su papado.

 El profesor Twelftree, de tradición Anglicana, fue testigo de varias esperiencias de posesión y hasta ha practicado algunos rituales.

'¿Quiere que le cuente una experiencia? Hace unos años yo estaba en una reunìón de oración y alabanza y al final, invitamos a quienes querían unirse a la familia de Cristo, a que pasaran al frente para que oráramos por ellos. Un hombre que estaba teniendo problemas en su vida se acercó y oramos por él. Cuando terminé le dije 'bienvenido a la familia de Cristo' y el señor me dio un fuerte abrazo. Pero de a poco sentí que me apretaba cada vez más hasta que fue demasiado y lo alejé de mí'.

'El hombre -siguió- se cayó al suelo y comenzó a sacudirse de un lado para el otro, muy fuera de sí. Y allí supe que estaba poseído. Entonces me le acerqué y comencé a orar por él, pidiéndole a Jesus que lo ayudara a que el demonio saliera. Tras unos minutos, se volvió a sentar y estaba más relajado', dijo.

Ante la pregunta de si se considera un exorcista, Twelftree respondió que no. 'Yo soy un pastor, un académico'.

Las iglesias evangélicas son más abiertas a la práctia del exorcismo, tanto que se estima que existen unos 500 ministerios dedicados a esta práctica en Estados Unidos y América Latina.

El cine, por su parte, puso en el centro del debate al exorcismo cuando se estrenó el film de William Peter Blatty, 'El exorcista', sobre una joven que vivía con su madre en un suburbio de Washington, DC, y que es sometida a un exorcismo por dos sacerdotes. La niña gira su cuello, levita, habla en lenguas, mueve objetos y hasta escupe vómitos verdes en la cara de los exorcistas en varias escenas, que en su momento causaron sensación.

¿Usted vio la película 'El exorcista'?, fue la pregunta. 'No, no la he visto. Cuando se estrenó oí que mucha gente terminó muy alterada. Y no tengo intenciones de verla', respondió.

Pero más allá de Hollywood, los demonios existen.

'El diablo existe y es muy real. Pero no pienso mucho acerca de él, porque como dijo Karl Barth, el gran teólogo alemán del siglo pasado, si pasamos mucho tiempo pensando sobre lo demónico, nos convertimos en él', finalizó el profesor Twelftree.

Eduardo Orbea Terra Terra