EE.UU.

publicidad
25 de enero de 2013 • 01:09 PM • actualizado el 25 de enero de 2013 a las 10:28 PM

El Pentágono reduce gastos y despide a miles de empleados

Ashton Carter, el subsecretario de Defensa.
Foto: AFP
 

El Pentágono ha comenzado a despedir a la mayoría de sus 46.000 trabajadores temporales y contratistas y a reducir el mantenimiento de barcos y aviones, en un esfuerzo por reducir gastos ante temores de nuevos recortes presupuestario, dijo este viernes el subsecretario de Defensa, Ashton Carter.

Carter declaró que pidió a los servicios militares que brinden planes detallados al 1 de febrero para decir qué están haciendo para reducir los gastos en el corto plazo, antes de que entren en efecto nuevos recortes por casi 45.000 millones de dólares.

El Pentágono está absorbiendo actualmente 487.000 millones de dólares en recortes para gastos proyectados a 10 años en el área de defensa, que ya fueron estipulados en la Ley de Control del Presupuesto del 2011.

Esa ley también requería que los recortes adicionales entraran en efecto el 1 de enero del 2013, a menos que el Congreso acordará una alternativa.

Los legisladores no lograron alcanzar un nuevo acuerdo, pero acordaron posponer los recortes generalizados hasta el 1 de marzo para darse más tiempo. Sin embargo, el 1 de marzo se cumple el quinto mes del año fiscal, lo que da al Pentágono mucho menos tiempo para absorber los cortes.

Funcionarios de defensa se han resistido durante mucho tiempo a tomar acciones en respuesta a la amenaza de una nueva ronda de recortes automáticos del presupuesto, afirmando que fueron establecidos para tratar de forzar al Congreso a alcanzar reducciones de gastos alternativas.

Sin embargo, Carter sostuvo que el debate respecto a temas financieros de Estados Unidos a fines de diciembre había sido "aleccionador", con poca atención prestada a los efectos de los nuevos cortes en el Pentágono o en su misión.

Y la decisión de posponer los cortes por otros dos meses también redujo el tiempo que tendrá el departamento para responder a lo exigido.

"Cuando marchábamos hacia el 1 de enero, teníamos más pista, más tiempo para absorber cortes si hubiéramos tenido que absorber cortes", comentó Carter. "Ahora se nos acaba el tiempo y por lo tanto, por esas dos razones, nuestro cálculo de riesgo tiene que cambiar en este momento y necesitamos comenzar a actuar", agregó.

Desorden presupuestario

El desorden presupuestario del Pentágono se ha visto complicado aún más por el fracaso del Congreso a la hora de designar fondos para el presupuesto del Pentágono para el año fiscal 2013, que comenzó el 1 de octubre.

El Departamento de Defensa opera actualmente sobre una resolución que mantiene el financiamiento a los niveles del 2012.

"El problema es que el dinero está en los lugares equivocados", declaró Carter a la prensa, y añadió que el Pentágono planeaba gastar considerablemente más para operaciones y mantenimiento en el 2013 que en el 2012.

"No tenemos dinero suficiente para operar las fuerzas del modo que pensábamos que lo haríamos", manifestó el funcionario.

Para desacelerar la tasa de gastos, el departamento ha congelado la contratación de civiles, reveló. Usualmente, el Pentágono emplea de 1.000 a 2.000 civiles a la semana, alrededor de un 46 de ellos militares veteranos, y un 86 por ciento vive y trabaja en el resto del país, no en Washington.

Los 46.000 empleados temporales y contratistas del Pentágono están "todos sujetos a ser liberados", comentó Carter, lo que significa que los dejarán ir o no se les prorrogarán sus contratos.

La única excepción será si están realizando trabajos críticos para la guerra o la misión básica del departamento.

El Pentágono también está recortando el mantenimiento básico y de equipamiento, que cuesta alrededor de 15.000 millones de dólares al año. Carter dijo que la Armada cancelaría el mantenimiento de 30 barcos que había sido planeado para el tercer y cuarto trimestre de este año.

Terra Terra Terra/Reuters