EE.UU.

publicidad
10 de agosto de 2012 • 10:33 PM

"Enséñame tus papeles", cada vez más cerca de aplicarse

Los hispanos son los principales afectados por la entrada en vigor de esta legislación.
Foto: AP

Arizona está cada vez más cerca de aplicar la nueva regulación que autoriza a la Policía a cuestionar el estatus migratorio de personas que sospechen se encuentran de manera ilegal en el país, después que la Justicia ratificara la decisión del Supremo sobre la ley SB1070.

La decisión sobre cuando entrará en vigor la sección 2(b) de la ley estatal SB1070, también conocida como la provisión "enséñame tus papeles", se encuentra ahora nuevamente en manos de la juez federal Susan Bolton de la Corte Federal en Phoenix, Arizona.

En cualquier momento, Bolton puede retirar la suspensión de esta controvertida regulación que ella misma ordenó en 2010, justo antes de que la SB1070 entrara en vigor.

La Corte de Apelaciones del Circuito Nueve dio a conocer ayer su decisión, que ratifica la decisión del Tribunal Supremo y envía el caso nuevamente a la Corte Federal en Phoenix.

Expertos en el caso indicaron que esta decisión podría tomar todavía varias semanas, debido a que en esta misma corte organizaciones defensoras de los derechos civiles tienen una demanda pendiente en contra de la sección 2(b).

Esta demanda argumenta que la 2(b) llevará a la detención inconstitucional de personas y prácticas de perfil racial en contra de hispanos, sin importar su estatus migratorio.

"Pedimos que la juez tome en cuenta nuestra petición para frenar la implementación basado en ejemplos que vamos a presentar la próxima semana sobre personas que están siendo detenidas por más tiempo para verificar su estatus migratorio", dijo hoy a Efe Alessandra Soler, directora ejecutiva de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Arizona.

Soler indicó que esperan que la juez espere analizar el caso pendiente antes de ordenar la entrada en vigor de esta regulación, que ha causado gran temor entre la comunidad inmigrante en Arizona.

El estado de Arizona tiene hasta este viernes para responder a la demanda interpuesta por organizaciones civiles en contra de la sección 2(b) y Bolton dio un plazo de una semana más para que los demandantes respondan, por lo que la decisión de la juez federal en el caso debería darse después del próximo 17 de agosto.

Soler explicó que cuando el Supremo dio a conocer su veredicto el pasado mes de junio, en el que además falló en contra de la mayoría de las secciones más controvertidas de la SB1070, no dijo que la sección 2(b) era constitucional, sino que "no había suficiente evidencia" para frenar está provisión.

"Esto es en lo que ahora nosotros nos estamos enfocando, darle más ejemplos a la Corte de cómo más personas están siendo detenidas, simplemente para verificar su estatus migratorio a pesar de que todavía la regulación no se encuentra en vigor", dijo la directora de ACLU.

A pesar de que jefes de policía de todo el estado han asegurado que no se aplicará el perfil racial al momento de aplicar la nueva regulación, se están reportando casos de personas que están siendo detenidas por infracciones "mínimas" de tráfico para después ser cuestionadas por su estatus migratorio.

Un caso fue el de María Rodríguez, quien la semana pasada fue detenida por la policía en la ciudad de Tucson, en el sur de Arizona, cuando manejaba su auto acompañada de sus hijas.

"Cuando le dije al policía que no tenía licencia de conducir, inmediatamente llamó a la Patrulla Fronteriza", dijo Rodríguez a Efe.
Indicó que sus hijas también fueron detenidas y las tres fueron llevadas a la estación de la Patrulla Fronteriza en esa ciudad.

Debido a que las menores califican para la acción diferida que detiene las deportaciones de jóvenes indocumentados, las tres fueron dejadas en libertad, aunque deben de presentarse próximamente ante un juez de inmigración.

EFE Terra