EE.UU.

publicidad
10 de agosto de 2012 • 08:48 PM

Ernesto se debilita en México; persiste amenaza de inundaciones

Un hombre inspecciona una defensa marina que fue arrastrada a tierra después de haber sido arrancada de los muelles al paso del huracán Ernesto por Majahual, cerca de Chetumal, México, el miércoles 8 de agosto de 2012.
Foto: Israel Leal / AP
 

Ernesto se debilitó el viernes y se convirtió en depresión tropical mientras se desplazaba tierra adentro en el sureste de México, donde causó siete muertos y lluvias en las montañas en una región del Golfo propensa a las inundaciones.

En el estado de Veracruz, dos personas perdieron la vida a primeras horas del viernes, entre éllas una adolescente que se encontraba dentro de un vehículo al que arrastró la corriente en un río y un hombre de 62 años al que le cayó un rayó, dijo en un comunicado el departamento de protección civil.

En la noche del jueves, tres integrantes de una familia murieron cuando cayó un árbol por los ventarrones en el vehículo en el que se encontraban, señaló la fuente. Las víctimas fatales fueron un hombre de 38 años, su esposa y el hijo de ambos, de ocho años, agregó.

En el estado vecino de Tabasco, dos pescadores se ahogaron el jueves al paso de la tormenta en la región, dijo a la prensa el gobernador Andrés Granier.

Los ventarrones por la tormenta arrancaron los techos a varias casas, pero los residentes se rehusaron a desalojarlas por temor al saqueo de sus pertenencias, agregó. La gente ha preferido permanecer en sus casas y el gobierno estatal les procura asistencia, apuntó.

Ernesto tocó tierra el jueves cerca de las aguas donde hay numerosas plataformas petroleras de la empresa estatal Pemex en la parte sur del Golfo de México. Las autoridades cerraron el puerto más largo en la región, el de Veracruz, y otros más pequeños, como Alvarado y Coatzacoalcos.

Coatzacoalcos, un importante puerto petrolero, había recibido 177 milímetros (siete pulgadas) de lluvia en las 24 horas previas al paso de Ernesto. San Pedro, en el estado vecino de Tabasco, recibió más de 273 milímetros (10 pulgadas) de lluvia.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que los vientos sostenidos de Ernesto se redujeron el viernes a 55 kph (35 mph).

En el Pacífico, Gilma se debilitó de huracán a tormenta tropical y no representaba amenaza para el litoral. El meteoro, que lleva vientos sostenidos de 100 kph (65 mph), se ubicaba a unos 1.070 kilómetros (665 millas) al sureste del extremo sur de la península de Baja California.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.