EE.UU.

publicidad
29 de junio de 2012 • 06:27 PM • actualizado a las 06:31 PM

Estados listos para poner en práctica leyes tipo Arizona

Son cinco los estados que ya aprobaron leyes duras contra la inmigración, pero debido al fallo de la Corte, podrían sumarse otros.
Foto: AP
 

Arizona no es el único estado en Estados Unidos que tiene una ley dura contra la inmigración. Alabama, Georgia, Utah, Indiana y Carolina del Sur tienen legislaciones similares y también están en tribunales enfrentando demandas.

Pero ahora que la Corte Suprema se pronunció sobre la SB1070, estos estados ya comenzaron a acelerar sus preparativos para implementar la ley.

La ley de Carolina del Sur, por ejemplo, había sido bloqueada por un juez federal. Había impugnado el rol de la policía en el control del estatus migratorio. Sin embargo, esa fue una de las cláusulas que la Corte Suprema ratificó.

En Alabama, donde la ley obliga a la policía a detener a cualquier persona sospechosa de estar en el país ilegalmente si ésta no puede presentar documentación cuando es detenida, el subsecretario de Justicia John Neiman dijo que la decisión de la Corte Suprema no pone en peligro las disposiciones de la ley que ya están en vigor.

La ley de Alabama es una de las más duras de todas. Por ejemplo, obliga a las escuelas públicas a determinar el estatus migratorio de los estudiantes.

La ley de Utah exige a las agentes de la ley que verifiquen la situación inmigratoria de una persona detenida por un delito, y el artífice de esa norma estatal, Stephen Sandstrom, cree que sus medidas están en línea con el fallo de la Corte Suprema.

A diferencia de Arizona, los controles son discrecionales para los sospechosos de delitos menores.

'La ley de Utah que redacté estaba exactamente, 100 por ciento en línea, con el fallo de la Corte Suprema', dijo Sandstrom a Reuters.

En Georgia e Indiana, las leyes también están bloqueadas por la justicia y están a la espera de fallos para ponerlas operativas. Si se asemejan a la de Arizona, podrán hacerlo más pronto.

Además, ahora que la Corte se pronunció, otros estados podrían comenzar a redactar leyes contra los inmigrantes indocumentados basados en el fallo.

REUTERS Terra