EE.UU.

publicidad
18 de enero de 2013 • 02:44 PM • actualizado a las 03:26 PM

Ex alcalde de New Orleans es acusado de fraude y corrupción

Ray Nagoin estuvo al frente de las tareas de reconstrucción en la ciudad tras Katrina.
Foto: Getty Images

Un tribunal federal acusó formalmente hoy al exalcalde de New Orleans, Ray Nagin, con 21 cargos que incluyen sobornos, conspiración, lavado de dinero, fraude y declaración falsa de impuestos.

De acuerdo con los documentos judiciales Nagin, cuando ocupaba la alcaldía de esa ciudad en Louisiana, aceptó sobornos de dinero efectivo y obsequios de dos empresarios que tenían contratos con la municipalidad.

Los cargos se divulgaron más de dos años después que Nagin abandonara la Alcaldía y se mudara al área de Dallas, en Texas.

Los dos empresarios, Frank Fradella y Rodney Williams, ya se han declarado culpables de pagar sobornos al exalcalde a cambio de la promesa de contratos de obras municipales.

Se espera que Fradella y Williams testimonien contra Nagin si el caso llega a juicio.

En junio pasado Fradella se declaró culpable de haber pagado a Nagin mientras éste era alcalde, 50.000 dólares en sobornos y confesó que había suministrado con "numerosos cargamentos de granito" a una empresa vinculada a la familia del alcalde.

Además Fradella dijo que después que Nagin terminó su mandato él le había asignado un "estipendio" mensual de 10.000 dólares.

En diciembre Williams se declaró culpable ante un tribunal federal por cargos de haber pagado sobornos por 72.750 dólares a Nagin a cambio de que el entonces alcalde de Nueva Orleans le asegurara contratos en varias obras de ingeniería de la municipalidad.

Nagin, un exejecutivo de televisión, inició su gestión como alcalde de Nueva Orleans en mayo de 2002 y muy pronto inició una campaña para contrarrestar los favoritismos que caracterizaban a los contratos de obras públicas bajo sus predecesores.

A Nagin le tocó lidiar con la evacuación de medio millón de personas a fines de agosto de 2005 cuando el huracán Katrina se aproximaba a las costas de Louisiana, y a él se le atribuyen tanto el éxito de esa movilización como el fracaso en la evacuación de decenas de miles de habitantes en los barrios más pobres y anegados.

Agencias Terra