Fidel Castro

publicidad
15 de octubre de 2012 • 08:36 AM

Yoani Sánchez no sabe si Fidel está vivo o muerto

Yoani Sánchez asegura que es improbable que alguien sepa efectivamente qué sucede con el mayor de los hermanos Castro: "El que diga que tiene una fuente cercana, y que lo sabe de una fuente directa, le puedo asegurar que es falso, porque nadie está tan cerca para saber de Fidel, sentencia.
Foto: AP

El teléfono de la bloguera y disidente cubana Yoani Sánchez ha sonado insistentemente los últimos días en La Habana. Todos la llaman para preguntarle por la reaparición y veracidad de los rumores sobre el deterioro en la salud de Fidel Castro. Ella responde: “Los cubanos vamos a ser los últimos en enterarnos el día que ocurra (la muerte)”.

Sus blogs y comentarios en Twitter sobre los acontecimientos en la isla de los hermanos Castro la han transformado en uno de los rostros más conocidos de la oposición cubana. Esta semana la revista Foreing Policy la incluyó entre los 50 intelectuales iberoamericanos más influyentes, junto a figuras mundiales como el ex presidente del gobierno español Felipe González y los ex mandatrios chilenos Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, entre otros.

DE CHILE: "ME GUSTARÍA ASOMARME A SU REALIDAD"

En conversación telefónica con TERRA.cl, remarca que algo sabe de lo que pasa en Chile, pero no todo lo que quisiera: “Me gustaría asomarme a la realidad de Chile más allá de los noticiarios cubanos que son muy en contra de (Sebastián) Piñera y muy pro (Michelle) Bachelet y el Partido Comunista de Chile, pero de todos modos me parece muy interesante las cosas que se están viviendo”.

Entonces recuerda que cuando la entonces Presidenta Michelle Bachelet visitó la isla, en febrero de 2009, no se reunió con la disidencia cubana.

“Intenté contactar con la delegación (en aquella época). Sé que algunos miembros fueron advertidos de no entrar en contacto conmigo. Lo que sí puedo asegurar es que conozco a muchos chilenos que vinieron a Cuba durante los años de la dictadura militar (chilena)”.

Según su relato, algunos de esos chilenos todavía viven allá y otros se marcharon. "Pero la mayoría de ellos siente que este no es el paraíso ni utopía y conocieron lo que es el no poder salir a la calle a protestar”, relata.

SOBRE FIDEL: "HAY EVIDENCIAS QUE SEÑALAN UN DETERIORO DE SU SALUD"

“Por lo menos he escuchado unas 300 veces un rumor así, por lo que soy muy cautelosa", explica cuando se le pregunta sobre las versiones que hablan de un empeoramiento irreversible de la salud del comandante de la Revolución cubana.

Sin embargo, enumera algunos indicadores que confimarían que el comandante no está bien: no aparece físicamente en los medios cubanos desde que se reunió con el Papa Benedicto XVI en marzo y tampoco ha publicado sus reflexiones en la prensa oficial desde el 18 de junio. La última hablaba sobre la expansión del Universo.

Yoani Sánchez asegura que es improbable que alguien sepa efectivamente qué sucede con el mayor de los hermanos Castro: "El que diga que tiene una fuente cercana, y que lo sabe de una fuente directa, le puedo asegurar que es falso, porque nadie está tan cerca para saber de Fidel”, sentencia.

TRIUNFO DE CHÁVEZ: PARA QUIENES VIVEN DE LOS NEGOCIOS ENTRE AMBOS PAÍSES FUE UN ALIVIO

Para la bloguera, el último hecho que llamó la atención es la ausencia de un mensaje de Fidel a Hugo Chávez por su triunfo en la elección presidencial venezolana. “El mensaje de felicitación fue firmado por Raúl, y este mensaje no hace evidencia hacia su hermano mayor”, cuenta.

Y sostiene que en Cuba la prórroga del mandato de Chávez se vivió en dos maneras.

De acuerdo con su relato, el primero de ellos es el “oportunista”: personas que viven directamente, de una u otra forma de los negocios que se están haciendo entre los gobiernos cubano y venezolano. "Para esas personas, claro está, el anuncio de la victoria de Chávez significó un alivio".

Otro grupo entiende que la ayuda venezolana es la que está sosteniendo el régimen de La Habana.“Hay una frase muy cubana que dice ´lo bueno que tiene esto es lo malo que se está poniendo´. Es decir, mucha gente pensaba que si se cortaba el subsidio, la situación en Cuba podía llegar a un punto que hiciera reaccionar a la ciudadanía, o al menos que obligara a las reformas de corte político. Algunos esperábamos eso”, confiesa.

ELECCIÓN EN ESTADOS UNIDOS: PREFIERE A OBAMA

La carrera presidencial en Estados Unidos también está en la mirada de la bloguera y su principal preocupación es que haya un fin al bloqueo económico que sufre Cuba.

Pero aclara: “No es porque me crea la propaganda oficial que dice que el embargo es el que tiene a la Cuba de hoy en esta situación material, sino porque el embargo es el principal argumento que le han regalado al Gobierno para explicar su descalabro económico, su ineficiencia productiva, la falta de derechos de los ciudadanos”.

Ella cree que la solución al embargo estará más cercana con un segundo mandato del Presidente Barack Obama que con un triunfo del republicano Mitt Romney.

Su preferencia por el candidato demócrata la explica así : "Obama ha llevado una política de acercamientos culturales, flexibilizaciones para los familiares, que me parecen mucho más corrosivo para el Gobierno de la Habana que la política del mazazo. En este caso, la zanahoria puede ser más peligrosa que el garrote”.

SU BLOG Y TWITTER: "TRATO DE VER UNA CUBA DONDE ÉL (FIDEL) YA NO ESTÁ"

Yoani Sánchez cuenta que todos los días se levanta tratando de vivir, aunque sea interiormente, el postcastrismo. "Trato de ver una Cuba donde él (Fidel) ya no está", expresa.

En un país donde ella asegura que no tiene libertad de desplazamiento, el campo para sembrar sus ideas lo encontró en Internet, especialmente en Twitter y en el blog que alimenta periódicamente con sus reflexiones sobre la vida en la isla.

¿Cómo lo hace? Sus opiniones en Twitter las publica mediante mensajes de texto, pues carece de teléfono con conexión directa a Internet. "Aquí, la gran mayoría de tuiteros alternativos lo hacemos vía mensajes de texto. Es a ciegas. Podemos emitir, pero no leer ni responder preguntas ni leer un mensaje directo”, describe.

El último "encontrón" con las autoridades comunistas lo tuvo cuando intentó asistir al juicio contra Ángel Carromero, el político español que conducía el auto en que murieron dos disidentes del régimen. La mantuvieron retenida durante casi un día.

Y cuenta: “Cuando fui detenida tenía 292 mil seguidores en Twitter, hoy tengo 317 mil. Me pueden arrebatar el móvil, me pueden encerrar, pero afortunadamente gracias a la visibilidad y al seguimiento que hace tanta gente, en Cuba y el mundo, es que me he podido mantener, lo que no es para nada tener inmunidad ni gozar de determinado estatus de protección”.

¿AGENTE DE LA CIA? "SE HA DICHO DE TODAS LAS PERSONAS QUE OSAN CRITICAR AL GOBIERNO"

La disidente asegura que hace cinco años, cuando decidió salir del silencio a la exposición pública, ya conocía los costos que debería asumir: acusaciones de conexiones con la CIA,  ser pro yanqui o una infiltrada del Pentágono, entre otras.

Para rebatir tales descalificaciones apela a sus recuerdos de infancia: “Escuchaba estas mismas acusaciones sobre disidentes opositores, gente que no estaba de acuerdo con la manera que Fidel Castro gobernaba el país, que no estaba de acuerdo con el subsidio soviético o la intromisión del Kremlin en la política cubana. A todos ellos se les acusaba de lo mismo, porque el gobierno de Cuba no quiere reconocer que hay gente realmente patriota interesada por su país, gente con una ética y convicción de que hay que cambiar muchas cosas”.

Terra