EE.UU.

publicidad
21 de enero de 2013 • 03:54 PM • actualizado a las 04:55 PM

Histórico: Obama acepta dinero corporativo para inauguración

La aceptación de donaciones corporativas se hizo para reducir el gasto gubernamental, pues en el 2009 eso no se tomó en cuenta, por lo que el costo de las festividades ascendió a 150 millones de dólares.
Foto: Getty Images
 

El  presidente Barack Obama volvió a jurar por cuatro años más. A su asunción en la capital del país, Washington D.C., acudieron unas 600,800 personas; menos de la mitad de las que asistieron en el 2009. Pero aunque el número de asistentes representa un ahorro en gastos para el Gobierno, la administración de Obama marcó sus ahorros en la investidura con un hecho histórico, aceptar donaciones de las corporaciones, aportación que Obama había rechazado en el el 2009, aunque sí se recibieron donaciones individuales.

 

A pesar de esto, este año Obama no logró recaudar tantos fondos como la primera vez, según el diario Político. Mientras, según The New York Times, el presidente recibió 21.000 donaciones de 992 individuos que sumaron 47 millones de dólares. Acerca de la de las donaciones empresariales aún no se tiene una cifra.

La aceptación de donaciones corporativas se hizo para reducir el gasto gubernamental, pues en el 2009 eso no se tomó en cuenta, por lo que el costo de las festividades ascendió a 150 millones de dólares.

Las donaciones privadas no tuvieron un límite. "Nuestro objetivo es asegurarnos de que vamos a cumplir con los requisitos de recaudación de fondos para este evento cívico después de la campaña presidencial más cara de la historia", explicó Addie Whisenant, una portavoz del Comité de la Investidura Presidencial (PIC), en julio pasado.

Para lo que sí existe un límite es en la cantidad de dinero que se pueden recaudar de las empresas privadas. El tope es de 1 millón de dólares.

Pero esta decisión ha despertado las críticas de la organización Public Citizen, que dijo en cadena nacional esto compromete al gobierno con las corporaciones.

En la lista de las compañías que donaron están ExxonMobil, Microsoft y AT&T.

No obstante, el Comité de la Investidura no solo ahorró por ese lado, sino que la fiesta este año es más austera. En lugar de 10 bailes, se panificaron solo dos. El tradicional bailes del comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y el baile inaugural al que asisten el presidente y la Primera Dama.

Más allá de la críticas Obama tendrá que demostrar que no está casado con ninguna corporación  durante el segundo término que está por comenzar.

Terra Terra