EE.UU.

publicidad
27 de octubre de 2012 • 03:30 PM

Huracán Sandy se dirige al este de EEUU tras dejar 44 muertos en el Caribe

 

El huracán Sandy empezó a hacer sentir sus vientos en las costas de estados del este de Estados Unidos, donde se preparan frenéticamente hasta en Nueva York para una megatormenta la próxima semana, luego de que el ciclón dejara 59 muertos en el Caribe en los últimos días.

Sandy, que se había debilitado a tormenta tropical la madrugada del sábado, incrementó sus vientos máximos sostenidos de 110 km/h a 120 km/h para devenir huracán categoría uno en la escala de cinco niveles Saffir Simpson, indicó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) desde su sede en Miami.

"Sandy está produciendo vientos con fuerza de tormenta tropical sobre el Atlántico desde el norte de las Bahamas hasta cerca de la costa de Carolina del Norte", dijo el boletín de las 18H00 GMT del CNH, tras agregar que el fenómeno se desplaza hacia el noreste a 18 km/h.

El ciclón se encontraba el sábado en la tarde a 395 km al norte-noreste de la isla Gran Abaco de Bahamas y a 540 km al sureste de Charleston en Carolina del Sur, sureste de Estados Unidos.

Sandy ha sido uno de los huracanes más mortíferos de esta temporada de ciclones, y dejó 44 muertos en Cuba, Haití, República Dominicana, Jamaica y Bahamas, además de decenas de miles de evacuados y cuantiosos daños materiales.

Haití registra el mayor número de muertes, 44, según el nuevo balance de la Protección civil, mientras siguen las lluvias en el Caribe a raíz de este fenómeno que en Cuba golpeó especialmente duro a Santiago de Cuba, la segunda provincia más poblada del país, donde Defensa Civil estimó preliminarmente en 88 millones de dólares las pérdidas ocasionadas por Sandy, según informó la Agencia de Información Nacional (AIN).

"En los pronósticos meteorológicos, la trayectoria del centro de Sandy continuará alejándose del noroeste de Bahamas y se desplazará en paralelo a la costa del sureste de Estados Unidos durante el fin de semana", explicó el CNH.

El sur de Florida sintió los coletazos del ciclón el jueves y viernes, con lluvias intensas y ráfagas de vientos que este sábado parecían dar tregua en ciudades como Miami, Fort Lauderdale y Palm Beach, mientras se esperan condiciones de tormenta tropical en balnearios del centro-este del estado, como Cabo Cañaveral.

En el resto del país, las autoridades temen que Sandy se encuentre el martes con un frente de frío proveniente del noroeste de Estados Unidos que podría causar, según expertos, lluvias y vientos huracanados sumados a tempestades de nieve que tienen en alerta en el este del país a Carolina del Norte, Virginia, Nueva Jersey y Vermont, las zonas que en agosto de 2011 fueron golpeadas por el huracán Irene.

Irene dejó el año pasado 47 muertos y pérdidas por 10.000 millones de dólares en el este de Estados Unidos.

En Nueva York, Virginia y Carolina del Norte las autoridades declararon el estado de emergencia en zonas costeras que podrían resultar vulnerables al atípico fenómeno climatológico.

El fenómeno, previsto para que llegue a la altura de Carolina del Sur o del Norte el lunes en la noche o martes en la mañana, golpeará en la que será la última semana de campaña electoral para la elección presidencial del 6 de noviembre.

En Estados Unidos el voto no es obligatorio y hay varios estados con electores indecisos por lo cual los candidatos, el presidente Barack Obama y su rival republicano Mitt Romney, tenían previstos varios actos de campaña para los próximos días en ciudades que ahora figuran en el trayecto del ciclón.

Romney canceló todas sus apariciones planeadas para el domingo en Virginia y viajó a otro estado clave, Ohio (norte), donde se reúne con su compañero de fórmula Paul Ryan.

La temida tempestad ha sido bautizada por algunos meteorólogos y la prensa como "Frankenstorm" por la cercanía del ciclón con la celebración de Halloween el miércoles que viene en Estados Unidos.

"En comparación con Irene, esperamos un impacto mucho más amplio. Lo mismo con el viento", dijo el viernes James Franklin, jefe del CNH.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció que la ciudad comenzó a prepararse para Sandy, tal como se hizo por Irene en 2011, cuando 370.000 personas abandonaron sus hogares en forma preventiva en Manhattan, mientras la Marina estadounidense decidió enviar a alta mar a una veintena de navíos militares actualmente amarrados en la base naval de Norfolk (Virginia, este).

Durante la actual temporada de huracanes, que empezó el 1 de junio y termina el 30 de noviembre, se han formado 18 tormentas tropicales y de ellas diez han llegado a ser huracanes: "Chris", "Ernesto", "Gordon", "Isaac", "Kirk", "Leslie", "Michael", "Nadine", "Rafael" y "Sandy".

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.