EE.UU.

publicidad
15 de septiembre de 2012 • 07:18 AM • actualizado a las 08:16 AM

Interrogan a presunto autor de filme sobre Mahoma

Nakoula sale de su casa con su rostro cubierto por un pañuelo, por sombrero y gafas de sol.
Foto: Reuters en español
 

Un hombre de California con antecedentes de fraude bancario fue contactado para ser interrogado este sábado por agentes estadounidenses, en medio de una investigación sobre una posible violación de su libertad condicional y el rodaje de un filme que ha desatado violentas protestas en el mundo musulmán.

Así es la película que indigna a los musulmanesHaz clic para ver el video en Terra TV
Así es la película que indigna a los musulmanes

What is Your Idea for a Better Country?

Nakoula Basseley Nakoula, de 55 años, abandonó voluntariamente su casa en las primeras horas del sábado para una reunión en una comisaría del vecindario de Cerritos de Los Angeles, dijo el portavoz de la comisaría del condado de Los Angeles Steve Whitmore.

"Será entrevistado por agentes federales de libertad condicional supervisada", dijo Whitmore. Añadió que Nakoula no había sido arrestado pero que no volvería de inmediato a casa.

"Nunca se le pusieron las esposas, fue todo voluntariamente", añadió.

Nakoula, que negó haber participado en la cinta durante una llamada a su obispo cristiano copto, fue sacado de su casa y llevado en un vehículo por varios oficiales de la comisaría, con su rostro cubierto por un pañuelo, por sombrero y gafas de sol.

El filme de 13 minutos rodado en inglés en California y difundido por internet bajo varios títulos, incluido el de "Innocence of Muslims", se burla del profeta Mahoma.

La cinta desató una violenta protesta en el consulado de Estados Unidos en la ciudad libia de Bengasi, donde murieron el embajador estadounidense y otros tres funcionarios el martes. Las manifestaciones se han extendido a otros países del mundo árabe.

Para muchos musulmanes, cualquier representación del profeta es una blasfemia. Las caricaturas que lo han denigrado en el pasado dieron lugar a protestas y condenas por parte de autoridades, religiosos, musulmanes y muchos cristianos.

Las autoridades estadounidenses han dicho que no estaban investigando el proyecto cinematográfico en sí y que, aunque fuera incendiario o alentara a la violencia, su mera realización no puede considerarse un delito en Estados Unidos, que tiene estrictas leyes sobre la libertad de expresión.

Nakoula, cuyo nombre ha sido relacionado con el filme en varios reportes, reconoció su culpabilidad por fraude bancario en 2010 y fue condenado a 21 meses de cárcel, seguidos por cinco años de libertad condicional, según documentos judiciales.

Terra/Reuters Terra